ES NOTICIA EN ABC

Plan de fuga (***): «Zriller» castizo y potente

«Plan de fuga» confirma su gusto por el cine negro y los argumentos «poco españoles», aunque el tópico es cada vez más injusto

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Diez años de reloj ha tardado Iñaki Dorronsoro en completar su segundo largo, y eso que acertó en el primer golpe con «La distancia». Quizá se tomó el título demasiado a pecho. «Plan de fuga» confirma su gusto por el cine negro y los argumentos «poco españoles», aunque el tópico es cada vez más injusto. En la cinta, un atracador profesional (Alain Hernández) ficha por una banda de malhechores con acentos del Este, que quieren dar el golpe del siglo en una cámara acorazada digna del cine caro. Las costuras podrían saltar por cualquier lado, pero resisten y solo se deshilachan un poco por la limitada longitud del reparto.

Por supuesto, para dar un buen golpe es imprescindible contar con un plan brillante. Después de un par de fintas, Dorronsoro desvela el suyo, apoyado en los preceptivos giros de guión, que le salen de manual. Se nota que el director y guionista ha vuelto a estudiar a fondo el género, aunque el cine de grandes robos es tan agradecido como impermeable a las grandes sorpresas.

El mecanismo apenas chirría, ni siquiera cuando lo engrasa con el factor humano, quizá por donde más se le escapa el aire al protagonista en su triple relación con Javier Gutiérrez, Alba Galocha e Itziar Atienza, una actriz a la que el cine casi siempre le debe más minutos. Los personajes, por lo demás, están dibujados con esmero y encuentran en Hernández y Gutiérrez a los rostros y cuerpos adecuados. El segundo incluso chapotea en su yonki, de pura satisfacción interpretativa. Luis Tosar, por su parte, no ha perdido la dura mirada todoterreno, mientras que la joven Alba Galocha ha destacado lo suficiente para dar el salto internacional (no es una predicción de gurú; cualquiera lo puede leer en IMdB). Quizá sería más divertido, o sorprendente, verlos con los papeles cambiados, pero seguramente resultaría un desastre.

[Compra aquí tu entrada para ver la película]