Es Noticia

Crítica de Jumanji: Bienvenidos a la Jungla: Ya sin sorpresa, pero es un juego divertido

El argumento es la entrada, la misión y la salida de Jumanji, y probablemente todos tenemos un vecino capaz de haber tramado una historia más compacta y compleja

Escena de Jumanji
Escena de Jumanji
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Tantos años ha tardado en aparecer la secuela de «Jumanji» que es casi inevitable verle ahora un aire analógico y de trastero a esta bienhumorada aventura dirigida por Jake Kasdan, o sea el hijo de Lawrence Kasdan, uno de los mejores directores de los ochenta y noventa, décadas a las que pertenece por atmósfera, ritmo y gracias esta película.

Todo el mundo conoce ya este juego absorbente e inquietante (más que el Bingo) y que se lleva de tapadillo a sus involuntarios participantes a ese otro lado del espejo, en esta ocasión a la jungla del título, en la que correrán (siempre delante) de todo tipo de peligros y trampas. No está, lógicamente, Robin Williams, pero lo suple con kilos de músculo y toneladas de humor autoparódico Dwayne «La Roca» Johnson.

El argumento es la entrada, la misión y la salida de Jumanji, y probablemente todos tenemos un vecino capaz de haber tramado una historia más compacta y compleja, pero el encanto de ésta reside precisamente en que se mastica fácilmente con un solo carrillo y que sus personajes y actores tienen un atractivo no latoso (en el caso de Jack Black si pudiera darse sin problemas el adjetivo «latoso», pero…), con lo que se atraviesa la historia, sin grandes hallazgos ni sorpresas a la vista, con agrado y entretenimiento.

¿Y qué saca uno después de ver este «Jumanji»? Pues un aceptable rollo buenista y solidario entre jovencitos y, eventualmente, mayorzotes, y un cierto recelo hacia los juegos de mesa que no sean los clásicos de la Oca o el Parchís.