Es Noticia

Crítica de «Gente que viene y bah»: Comedia de pesos ligeros

La opera prima de Patricia Font cuenta con actrices de primer orden como Clara Lago, Carmen Maura y Alexandra Jiménez

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Por muy abrupto y dramático que sea el arranque de un argumento, si el tono que se aprecia en la pantalla es de ligereza y de comedia, el espectador se relaja. El mensaje es claro: todo se arreglará.

Es la primera película de la directora Patricia Font y no puede empezar peor para su personaje protagonista, Bea, una joven arquitecta a la que se le desmonta el mundo confortable a su alrededor: su novio se lía con una presentadora fetén de televisión (superficial crítica a lo superficial de nuestros valores y modelos) y pierde su trabajo por un exceso de prurito (que suele ser un orgullo despeinado).

El guion, la cámara y la interpretación modelan estas situaciones trágicas para que destilen aire de comedia: Clara Lago es una actriz que trasmite gracia enfadada, y su obligado cambio de paisaje, o sea, irse con su enfado a otro sitio, es el resorte para que salten los habituales condimentos de la comedia, lo romántico, lo familiar, lo profesional, y todo ello distorsionado por su drama interior.

Resumiendo: la frustración, la incertidumbre y la irritación al servicio de una comedia agradable y en la que no hay sorpresas (todo está previsto) ni siquiera en la adaptación a sus papeles dibujados en tres trazos de Carmen Maura, Alexandra Jiménez y Álex García. Todo ligerísimo y fácil de digerir.