Es Noticia

Crítica de «La búsqueda de la felicidad»: El precipicio desde el taburete de la cocina

El nuevo trabajo de Dominic Savage cuenta la historia de una mujer tan rodeada de plétora emocional y económica por fuera como vacía y frustrada por dentro.

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El título original es «The Escape» y es más literal con la idea que germina en la cabeza de la protagonista, una mujer casada, madre de dos niños, con un marido laborioso y quizás excesivamente volcado hacia ella, que se siente frustrada y profundamente infeliz. El director, Dominic Savage, organiza el relato de tal modo que un crítico de los de antes calificaría de moroso, y se toma su tiempo, más de la mitad de la película, para que el espectador encuentre los rastros de la infelicidad de esa mujer tan rodeada de plétora emocional y económica por fuera y tan vacía y frustrada por dentro.

La cámara es sutil y encuentra los perfiles, los frontales y las traseras de su desventura, lo cual hace comprensible la magnitud de su sufrimiento y su guisado o desaguisado (argu)mental, con el cual es más fácil hacer hilo por la presencia de una actriz tan porosa en el plano corto como Gemma Arterton. De todos modos, es una historia amarga, pesada, que rechina y que profundiza en lugares incómodos e irritantes del ser humano (aquí, en «lo femenino» y «lo masculino»), y que el título español anima a resolver con la mera lectura de Bertrand Russell y «La conquista de la felicidad».