ES NOTICIA EN ABC

Crítica de Barbara: Le biopic c'est chic

Jeanne Balibar es una de las actrices-axioma del cine francés de autor; un rostro siempre intrigante de una belleza que impone su propia lógica

Jeanne Balibar, en «Barbara»
Jeanne Balibar, en «Barbara» - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Jeanne Balibar es una de las actrices-axioma del cine francés de autor; un rostro siempre intrigante de una belleza que impone su propia lógica. Algunos la descubrimos con «Va savoir», de Rivette, pero ha rodado con Assayas y Desplechin, es una dama del teatro y canta tan bien como para tener una discografía propia. Todo esto le viene como anillo al dedo para este proyecto en donde se mete en la piel de la cantante Barbara: Balibar puede cantar sin playback; sabe ponerse estupenda, hipersensible y neurótica como una diva de la ópera o del pop; y además hasta se da un aire a la Barbara original.

Así se podría armar un biopic convencional pero ahí entra en escena un director a la altura de los talentos de la actriz, Mathieu Amalric, actor más axiomático aún que ella y que además ha dirigido títulos tan notables como «Tournée», capaz de evocar el cine de Cassavetes. Además, atención, Balibar y Amalric han sido pareja, se reencuentran después de haber pasado años y tenido hijos juntos; y él se reserva el papel de un fan de Barbara que dirige un film en el que Balibar recrea a la cantante… Como ven este biopic empieza a tener más pliegues autorreflexivos que una cebolla godardiana. Ese es en parte el problema de este ambicioso proyecto. Si uno no conoce bien a Barbara o a Balibar/Amalric, o no es fan de la «chanson» francesa, disfrutará menos del juego de espejos que parece ponerse en juego. Juego al que además le faltaría alguna escena cumbre como la que Cassavetes montó con su esposa para el climax de «Opening Night».