Es Noticia

La cara oculta de la luna (**): Fábula moral con hombre lobo

El nivel de producción es lujoso y el argumento es más imprevisible de lo que aparenta

Moritz Bleibtreu en «La cara ocula de la luna» - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Un mal viaje a lomos de una seta lleva al protagonista –Moritz Bleibtreu es uno de los actores alemanes más exportables– a sobrevolar el abismo desde su elevado nivel de vida. La espoleta de la acción es tan válida como cualquiera, siempre dentro de los márgenes de la novela del suizo Martin Suter. El nivel de producción es lujoso y el argumento es más imprevisible de lo que aparenta. Justo en eso consiste la imprevisibilidad. Cuando la historia parece derivar hacia algún escándalo empresarial, subgénero farmacéuticas sin escrúpulos, el espectador se topa ante un Mr. Hyde con ramalazos del atormentado Raskolnikov de Dostoievski.

El cambio es prometedor, pero el relato discurre por una línea discontinua, sin fluidez, marcada por la sucesión de hechos violentos. El personaje central, errático con causa, también falla a la hora de fascinar, una vez perdidas las opciones de empatizar con el espectador. Ni se conoce ni se gusta. En unos parajes preciosos, a esta fábula moral le falta hondura para mostrar el drama de ser otra persona y de ser peor. El diablo, el veterano Jürgen Prochnow, ayuda poco.