Es Noticia
Crítica

«Animales fantásticos y dónde encontralos» (***): Sin Potter y con un toque borgiano

La nueva aventura de J.K. Rowling se libera de las amarras del personaje y su entorno académico llevando todo el encantamiento a Nueva York

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Aunque hay referencias y guiños al universo de Harry Potter (misma autora del libro, J.K. Rowling, mismo director de varias películas de la serie, David Yates, parecido mundo paralelo de la magia, la aparición de Grindelwald…), esta aventura se libera de las amarras del personaje y su entorno académico, y se lleva todo su encantamiento a la vida real de un Nueva York de fascinante retrato de época. La historia gana saliéndose del rollo educativo de Hodwarts, y con un personaje protagonista, Newt Scamander, adulto sin exagerar, buscador y protector de animales fantásticos, que precisamente ha sido expulsado de la selecta escuela de Hodwarts y comienza su extraordinaria aventura neoyorquina.

La trama es una constante persecución, pero lo sorprendente y maravilloso es la alucinante inventiva para construir una fauna ilusoria e insólita como arrancada del borgiano libro de los seres imaginarios (de hecho, Scamander está escribiendo un manual sobre ellos).

El argumento es pura intriga y acción, apenas sin momentos zen, y tiene uno de esos desarrollos enrevesadamente sencillos tan adecuados al público al que se dirige, que conjugará el verbo «flipar» durante absolutamente toda la película. El actor Eddie Redmayneencarna con acertada fragilidad al personaje de Scamander, y encuentra en la compañía de un extravagante trío (dos hermanas también expertas en magia y un espontáneo «muggle», o no mago, que asiste a los sucesos extraordinarios con la misma cara de pasmo que el del patio de butacas) los diversos tonos de humor y suave toque romántico que aliñan el alboroto de gente, brujos y animalias que se atropellan en la pantalla.

Y más allá de lo extraordinario y espectacular que ofrece, «Animales fantásticos…» no esconde una positiva reflexión por asuntos de sentido común y de lógica natural, como que es mejor preservar que destruir, aunque sean especies de pesadilla (una versión extraordinaria del pulpo como animal de compañía), y que el olvido no es del todo malo para la convivencia.

[Compra aquí tus entradas con Oferplan]