Es Noticia

«Abracadabra» (****): Deslumbrante, hipnotizadora

El argumento mezcla tanto la lógica del disparate con la absoluta creatividad

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Tras dos películas excepcionales, «Torremolinos 73» y «Blancanieves», Pablo Berger estrena ahora una comedia inclasificable, que tanto funciona como intriga familiar, como drama de pasiones, como extravagante muestrario social o como «thriller» con elementos paranormales, hipnosis y diabólicas posesiones. El argumento mezcla tanto la lógica del disparate con la absoluta creatividad, y le va ofreciendo al espectador un desarrollo en zigzag lleno de gracia y sorpresas, y todo ello hilvanado con un brillante sentido del color, la puesta en escena, un entrañable mal gusto y una música de comediscos (el título alude a ella). La impresión ante esta película es magnífica, brutal, tanto por la libertad con la que se desenvuelve el relato (y la gran capacidad de Berger para narrarlo pleno de forma y atiborrado de sugerencias), como por la increíble capacidad de sus actores para contener todo el caudal polisémico de sus personajes, un hombre poseído, un ama de casa frustrada, un hipnotizador hipnotizado por sus afectos... Antonio de la Torre, genial en su doble aspecto; Maribel Verdú, sencilla y compleja, y José Mota, deslumbrante en este terreno entre lo gracioso, lo serio y lo enternecedor, y que comparte naturalidad el testigo del humor con Josep Maria Pou. Gran película que tiene, además, allá al fondo, otra película.