ES NOTICIA EN ABC

«Esta película nos ha cambiado»

Julia Roberts y Javier Bardem se muestran muy cómplices en Nueva York al presentar su nuevo filme, «Come, reza, ama»

Javier Bardem y Julia Roberts durante la presentación de «Come, reza, ama» - AFP
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Javier Bardem y Julia Roberts han presentado en Nueva York la esperada comedia "Come, reza, ama" (Eat Pray Love) que se estrena este viernes en los cines estadounidenses. La actriz de "Pretty Woman" y el actor español son los protagonistas de este nuevo film, dirigido por Ryan Murphy, que relata el viaje de Elizabeth Gilbert a Italia, India e Indonesia durante un año tras su divorcio. Un periplo vital donde busca nuevos horizontes mediante grandes descubrimientos gastronómicos, rezos, la guía espiritual de un médico de Bali y también el amor.

"Todos hemos pensado en dejar todo y empezar un viaje hacia algún lugar", señaló Bardem, quien interpreta a Felipe, el hombre que conquista el corazón de la protagonista, Gilbert a la que da vida Julia Roberts. "La película habla sobre personas que intentan enfrentarse a sus dudas, miedos e inseguridades y eso habla por todos", explicó Bardem. Por su parte, Roberts reconoció verse reflejada en cierta manera en la búsqueda de almas de Gilbert y ambos reconocieron que este film les ha cambiado la vida.

Para la actriz, de 42 años, es su primer papel como protagonista después de "Erin Brockovich", que le valió un Oscar. "Hacía mucho que no tenía un papel protagonista en una película, y me pregunté si todavía me interesaba ese tipo de carga laboral. Me sentí muy feliz e increíblemente realizada", ha señalado la actriz.

Viaje gastronómico y espiritual

Gilbert, durante su periplo, lleva consigo una pesada carga emocional: su ex marido (Billy Crudup), con quien sufrió un amargo divorcio que tiene problemas para asumir, y un exnovio (James Franco), con quien mantuvo un tórrido romance tras su matrimonio. El lastre de esos malos romances se alivia cuando la protagonista recupera su equilibrio y aprende a seguir adelante.

Aún así, dejarse ir --la esencia de la historia de Gilbert y el mantra del filme--, dar paso a nuevas experiencias y correr riesgos, no fue una tarea fácil. Ni tampoco fue simple para Roberts y su director Ryan Murphy, cocreador de la exitosa serie de televisión "Glee", cuando realizaban la película.

Parte del "desafío" para la alta y delgada Roberts fue ganar peso, ya que apenas ganó unos 4,5 kilos. En Roma, tuvo que devorar para una escena ocho trozos de pizza en una hora. En otra ocasión, tuvo que comer seis platos de pasta, disfrutando de cada bocado.