ES NOTICIA EN ABC

Tahar Ben Jelloun acusa a Pedro Almodóvar de racismo antiárabe

El escritor francés de origen marroquí Tahar Ben Jelloun acusa al cineasta Pedro Almodóvar de sumarse a la «mayoría de españoles rebosantes de prejuicios antiárabes» por, según él, haber rechazado por «presiones mediáticas y políticas» un homenaje que tenía previsto rendirle el Festival de Cine de Marraquech.

Pedro Almodóvar. ABC
ABC / MANUEL MARTÍNEZ CASCANTE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

MADRID / RABAT. La polémica está servida. Tahar Ben Jelloun, escritor francés de origen marroquí que obtuvo en 1987 el premio Goncourt, acusaba ayer al cineasta español Pedro Almodóvar, en una carta abierta publicada por el rotativo barcelonés «La Vanguardia», de haber rechazado «bajo presiones mediáticas y políticas» un homenaje que le había ofrecido el Festival de Cine de Maraquech. Entre otras cosas, Ben Jelloun decía que Almodóvar se alinea «con la estupidez política aznarista» y elige «el conformismo propio de un nieto del franquismo, engrosando así las filas de una mayoría de españoles rebosantes de prejuicios antiárabes, que practica un racismo vulgar y que justifica la ocupación de ciudades marroquíes como Ceuta y Melilla. Con tu rechazo a aceptar el homenaje de Marruecos -subrayaba- te conviertes en cómplice de un Estado colonizador que cultiva la amnesia respecto de sus raíces judeo-musulmanas, árabo-andaluzas, raíces mestizas y ricas en aportaciones culturales al mundo. Es indigno de tu talento».

ABC intentó conseguir la opinión del cineasta al respecto y, desde El Deseo, la productora de Almodóvar, se nos remitió una tan escueta como rotunda nota en la que subrayan su sorpresa ante la «maniquea interpretación» de Tahar Ben Jelloum «a la decisión de Pedro Almodóvar de no asistir al Festival de Cine de Marruecos. No está en nuestra intención provocar una polémica que sobrepase los límites de lo cinematográfico, pero tampoco podemos alejarnos del dolor que nos supone comprobar cada día la situación del país y de tantas personas que arriesgan su vida buscando un futuro que su país no les permite. Ojalá podamos asistir a próximas ediciones del festival y los problemas de los que hablo formen parte de la historia».

Al Festival de Marraquech, que comienza hoy, tampoco acudirán David Lynch ni Martin Scorsese, dos de los tres cineastas estadounidenses a quienes, junto a Francis Ford Coppola, que sí ha confirmado su presencia, el certamen marroquí rinde homenaje, como ya informó ABC el pasado día 7. Nada se dice ni se dijo en su día sobre Almodóvar. Así que será el director de «El Padrino» el único que se dejará ver por los salones de La Mamunia, el conocidísimo hotel de lujo de la ciudad imperial. Coppola se encuentra en plena vendimia de galardones, toda vez que en unos días recibirá el tributo del Festival de San Sebastián.

Martin Scorsese debía recibir, de manos del propio Mohamed VI, su nombramiento como Comandante de la Orden del Uissam Alauí, la más alta condecoración del Reino. Lynch, cuya presencia aún es esperada por la agencia marroquí de relaciones públicas de la muestra (la organización corresponde a una firma radicada en Francia), y Coppola verán reconocida su ya dilatada carrera artística.

El jurado lo preside la actriz francesa Jeanne Moreau, y, si no hay nuevas alteraciones en el programa, los coloquios organizados por el festival estarán animados por personalidades como Bernard-Henri Lévy, Jack Lang o el propio Tahar Ben Jelloun.