ES NOTICIA EN ABC

«Red State», de Kevin Smith, se alza como la mejor película en Sitges 2011

«Eva», de Mike Maíllo, única cinta española premiada; «Mientras duermes», la más vista

«Red State», de Kevin Smith, se alza como la mejor película en Sitges 2011
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Red State», la pequeña -en presupuesto- película de película dirigida por Kevin Smith, ha sido la Mejor Película y auténtica triunfadora del Festival de Sitges 2011. También ha contado con el galardón al Mejor Actor, gran Michael Parks, estrella mediática de la televisión de los sesenta que supo dar el paso definitivo al cine y la fama con «Brazos de terciopelo», de Harvey Hart. Tarantino le adora. «Red State» tiene el peligro de caer en la premisa con la que se publicita aludiendo al sexo en grupo con una mujer madura. Cuán equivocado estará el personal, sobre todo joven, que acudan a verla para ver si alegran el ojo. Sobre ellos caerá un grupo de fanáticos empeñados en erradicar por las buenas o por las malas -fundamentalismo extremo- la lívido de la juventud norteamericana. Para Kevin lo del conservadurismo no es un tema que transite en su cerebro. Eso sí, le gusta el cine con pasión, hasta el punto de distribuirla cine a cine en Estados Unidos. ¿El motivo? Venderla a un estudio hubiera ido en contra del film al añadirse importantes costes de publicidad y promoción, algo que hubiera llegado a un público que no la aceptaría. Pasó por Sundance con éxito negándose a las propuestas de los distribuidores.

La triunfadora de premios -en cantidad- en el Festival «Attack The Block», que se ha llevado los galardones del Público, Crítica, Banda Sonora, así como "una mención" al Director, el debutante en el cine Joe Cornish, conocido por su larga trayectoria en la televisión. Es una de las cintas que este año han copado la pantalla en competición o en «Nuevas visiones». Se apuesta por ella hasta decir que puede ser una de las sorpresas del año -en el Reino Unido así ha sido-, pero la crítica no se ha vuelto loca con ella. Toque de comedia juvenil, por aquello de que los protagonistas carecen de barba, se batirán el cobre en la ficción tras caerles encima del coche una extraña criatura mientras están en otras lides de alocados «bad boys», molestando a una enfermera.

Como mejor director quedó el coreano Na Hong-Jin, por «The Yellow Sea», película nacida para reinar en las taquillas gracias a la aportación de los estudios norteamericanos. Los extrarradios de las grandes urbes dan mucho juego en este tipo de cine de acción emociones fuertes y protagonista, héroe o antihéroe (todavía nos lo preguntamos). «La cinta sirve para dar a conocer las calamidades que pasa un chino coreano que vive entre las dos Coreas y Rusia, donde existen tanta actividad ilegal. Hay muchos métodos audiovisuales para enterarse de lo que sucede. Mi historia parte de mi propia experiencia, de lo que yo he visto y vivido durante un tiempo. Nadie habla de esto y solo sale en los periódicos si es algo muy impactante. Es mi punto de vista, lo que no quiere decir que Corea sea así, aunque en que los que llegan a Corea para conseguir ganar dinero, luego vuelven a China para poder llevar una vida mejor, aunque sean médicos o profesores de universidad».

Brit Marling es la mejor actriz de esta edición, por su interpretación en «Another Earth», de Mike Cahill. Se trata de una de las películas que mejor han calado entre el público. «Another Earth», con guión del propio Mike Cahill y debutante tras la cámara, conjura en ella el drama y la ciencia ficción con la aparición de un nuevo planeta. La actriz lleva todo el peso de la película con una interpretación soberbia. «Todo empezó poniendo sobre la mesa 5 dólares de un familiar. Poco después, vistas las expectativas a tan largo plazo, me fui a Nueva York, donde un productor que habitualmente echa una mano a los proyectos arriesgados o imposibles me ayudó produciéndola», dijo el director, que ha logrado que convivan sin agresiones la ciencia ficción y la comedia dramática. El otro planeta, otra Tierra, es la metáfora de las segundas oportunidades.

Mejor guión para «The Woman», basada en un relato corto del escritor Jack Ketchum, que intervino también al pasarlo al cine junto al director Lucky Mckee, habla de los destrozos a lo que lleva una familia desde que el padre se encuentra en un bosque cercano a su casa a una joven salvaje. Su intención pondrá en peligro la existencia de su propia familia. Mckee, viejo amigo del festival, se ha movido en distintos terrenos del fantástico, como lo demostró en «El bosque maldito» o «Red».

La única película española que este año aparece entre las premiadas es «Eva», de Mike Maíllo, y en el apartado de Efectos Especiales. El proceso de esta producción empezó hablando sobre la naturaleza del amor. La premisa robótica que sintoniza con la condición humana viene a decir que cuando los robots sean tan perfectos como el ser humano serán tan imperfectos como todos nosotros. Es una lástima que no se llevara otros galardones, se lo merece. Ángel Sala, director del festival, declaró que el hecho de que hubiera este año otros títulos en los premios se debía a que casi todas las cintas españolas han tenido un gran éxito, «pero se proyectaban en secciones que no tenían que ver con la oficial a concurso. 'Mientras duermes', de hecho, ha sido la que más espectadores ha concentrado de todo el festival».