ES NOTICIA EN ABC

Pedro se come Hollywood

Almodóvar confirmó ayer que la globalización no tiene forzosamente que ser el pernicioso embudo unidireccional que tanto se empeñan en denunciar ciertos sectores recalcitrantes de la «progresía»

Los presentadores del acto, Frank Pierson y Marisa Tomei, desgranan los misterios de la Academia. EPA
PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

WASHINGTON. El director español -situado ya en primera fila de la multimillonaria hoguera de vanidades que es Hollywood- ha logrado alzarse con dos nominaciones sin precedentes para un español en las categorías de Mejor Director y Mejor Guión Original.

Mientras se ha reconocido al director de «Hable con ella» como una de las mayores fuerzas creativas en el mundo sin fronteras del cine, el comité seleccionador de películas en lengua no inglesa de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de EE.UU. ha rechazado la candidatura oficial de España que apostaba por «Los lunes al sol», de Fernando León de Aranoa. Los 600 miembros del comité norteamericano han limitado sus cinco opciones posibles a la mexicana «El crimen del Padre Amaro», la china «Jing xiong», la finlandesa «El hombre sin pasado», la alemana «En ningún lugar de África», y la holandesa «Zus y Zo».

En el resto de las categorías, la Academia de EE.UU. ha dejado bastante claro que todavía reserva en su corazón una especial querencia hacia el género de los musicales cinematográficos, ahora bastante excepcionales, pero que en otros tiempos dorados tanto hicieron por convertir a Hollywood en fábrica de mitos. En este ejercicio de nostalgia, «Chicago» se presenta como la gran película favorita para la 75 edición de los Oscar.

Una reñida edición

Este musical («Chicago») -con generosas dosis de sensacionalismo, mafia, rivalidad femenina y «show-business», combinadas por Bob Fosse- ha cosechado 13 nominaciones, casi llegando a la categoría de récord absoluto en la historia de los Oscar, ocupada por «Titanic» y «Todo sobre Eva». En la división de Mejor Película, «Chicago» competirá con «Gangs of New York» de Martin Scorsese, el tríptico drama literario «Las horas», la segunda parte de la saga de «El Señor de los anillos» y «El pianista», historia de supervivencia a prueba de bomba, filmada por Roman Polanski que, por cierto, no asistirá a la ceremonia prevista para el 23 de mazo, al tener todavía cuentas pendientes con la Justicia de EE.UU. por abusar sexualmente en la década de los setenta de una menor de trece años.

La otra superproducción que llega con apreciable fuerza a esta reñida edición de los Oscar es «Gangs of New York». Esta historia de bandas rivales en el anárquico Manhattan del siglo XIX, ha conseguido un total de 10 nominaciones, incluida la posibilidad de que Scorsese se saque por fin la espina de ganar un Oscar como director. Pero aunque su película, demorada durante tres décadas, tiene incuestionable valor visual, no ha dejado de ser cuestionada por la crítica.

En la categoría de Mejor Actor, este año se ha reconocido las grandes actuaciones de Adrian Brody («El pianista»), Nicolas Cage («Adaptation»), Michael Caine («El americano impasible»), Daniel Day Lewis («Gangs of New York») y Jack Nicholson («A propósito de Schmidt»). Aquel sector del público que no tolera a Richard Gere o Leonardo Di Caprio, apreciará que ninguno de los dos galanes haya recibido nominación alguna.

El Oscar a la Mejor Actriz rondará este año entre la mexicana Salma Hayek («Frida»), la irreconocible Nicole Kidman («Las horas»), la morbosamente atractiva Diane Lane («Infiel»), la bi-nominada Julianne Moore («Far from heaven») y la creciente Renée Zellweger («Chicago»). Al entrar en la categoría de mejor actriz secundaria por «Adaptation», la genial Meryl Streep ha superado la plusmarca de doce nominaciones que hasta ahora retenía la inmortal Katharine Hepburn.

Las nominaciones anunciadas por el presidente de la Academia norteamericana Frank Pierson y la actriz Marisa Tomei han subrayado una abultada cosecha de triunfos para los estudios Miramax, parte del imperio Disney que no atraviesa por sus mejores momentos. Tres de sus películas -«Chicago», «Gangs of New York» y «Las horas»- han logrado monopolizar la mayoría de las nominaciones. Ahora hay que esperar a la gala del 23 de marzo, que estará presentada por Steve Martin y que como siempre será demasiado larga, vanidosa y comprometida.