ES NOTICIA EN ABC

George Clooney con Stacy Kiebler y Brad Pitt junto a Angelina, parejas de Oscar

Algunos actores acuden solos y otros con su pareja. Y cuando ambos son conocidos, los comentarios entre los críticos suben de forma exponencial. Estas son las tres parejas estrella de la noche más importante del año en Hollywood

George Clooney con Stacy Kiebler y Brad Pitt junto a Angelina, parejas de Oscar
Brad Pitt y Angelina Jolie, en la alfombra roja de los Oscar 2012 - EFE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Presentamos las tres parejas estrella de la noche de los Oscar 2012, cada una con su estilo propio:

Pareja previsora: George Clooney y Stacy Kiebler

George Clooney con Stacy Kiebler y Brad Pitt junto a Angelina, parejas de Oscar
EFE

George Clooney y Stacy Kiebler

Llegaron con tiempo, sonrieron, dieron entrevistas, y cumplieron los que más sobre la alfombra roja. Nos encanta que George haya llevado su propia estatua a la ceremonia (el look de Stacy era de estatuilla de Oscar, por el look del vestido, el color y el hecho que no se podía casi mover, por el largo y el corte de la falda).

Un hombre listo, y previsor, así, pase lo que pase, no se iría a casa con las manos vacías.

Pareja rebelde: Brad Pitt y Angelina Jolie

Llegaron con prisas, y su atuendo les delataba. Con la melena larga al viento (él) y la pajarita mal ajustada (un lado de la pajarita estaba más grande que el otro) y ella con el pelo suelo estilo “me acabo de levantar de la cama (con Brad) y llego tarde”… tan tarde que ni tan siquiera tuvo tiempo para ponerse accesorios (no llevaba ni bolso, ni joyas).

Pero claro, teniendo a Brad Pitt de la mano, no hace falta llevar nada más.

Pareja Real: Alberto de Mónaco y la Princesa Charlene

George Clooney con Stacy Kiebler y Brad Pitt junto a Angelina, parejas de Oscar
EFE

Charlene y Alberto de Mónaco

La alfombra roja de los Oscar está acostumbrada a acoger a la realeza de Hollywood, pero nadie se esperaba a realeza de sangre azul. Los Príncipes de Mónaco, sorprendieron a todos, cuando llegaron a la ceremonia. Charlene no defraudó, con un vestido blanco de Akris y el pelo recogido.

Seguramente la Princesa sería de las pocas que llevaba joyas propias y no de préstamo. Eso sí, las malas lenguas decían que debían darles a esta pareja el premio a la mejor interpretación.