ES NOTICIA EN ABC

La Mostra apuesta por el cine de culto e independiente en su XXV edición

MARTA MOREIRA/
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico


VALENCIA. La Mostra de Cinema Mediterrani, el festival de cine valenciano especializado en películas producidas en el arco mediterráneo, cumple 25 años. Para su puesta de largo, el certamen ha introducido algunas modificaciones, como su ubicación en el calendario, ya que este año se celebrará entre el 15 y el 24 de julio, y la inauguración del Paseo de la Mostra, un espacio situado en el paseo marítimo de la playa de la Malvarrosa de Valencia, donde se colocarán 61 baldosas conmemorativas, una por cada una de las personalidades homenajeadas en el festival desde 1980. La primera de ellas, colocada ayer, corresponde al cineasta valenciano Luis García Berlanga, y las últimas a los actores Tony Leblanc y Maribel Verdú, a quienes se rendirá homenaje en esta edición. También se recordará la obra de profesionales del sector fallecidos en los últimos meses, como el actor Germán Montaner, Peter Ustinov, Luis Cuenca, José Antonio de la Loma, Juanjo Menéndez y José Giovanni.

En la Malvarrosa

El director de la Mostra, José Antonio Escrivá, ofreció ayer un avance de la programación de esta edición, en la que se proyectarán más de 150 películas. Algunos pases se realizarán por primera vez al aire libre, en la playa de la Malvarrosa, aunque la mayoría en los Cines Martí y el Instituto Francés.

Aunque la organización no ha desvelado todavía los títulos de las producciones ni la presencia de estrellas «glamourosas» en el certamen, sí se han adelantado otros detalles. En la Sección Oficial competirán este año películas de nueva producción procedentes de 18 países mediterráneos. Sobre la base a un presupuesto que ha pasado de 1,3 millones a 2 millones de euros, también se amplía la Sección Informativa, dedicada al cine independiente internacional, en la que se proyectarán 27 películas. Por segundo año consecutivo, el festival incluirá la Sección Mostra Valencia, cuyo fin es promocionar el panorama audiovisual autóctono.

Atención especial mercen los ciclos dedicados a las corrientes cinematográficas de culto, que en esta edición se centran en el inquietante Expresionismo Alemán, el inconformista Free Cinema inglés de los años cincuenta y las creaciones adeptas al Manifiesto Dogma. Además, la Mostra dedicará ciclos retrospectivos a la actriz italiana Silvana Mangano, el francés Jean Gabin, el surrealismo de Jean Cocteau o las películas para las que compuso bandas sonoras el músico José Iturbi. No se defraudará tampoco a los amantes de la comedia, el género de terror y ciencia-ficción y las cada vez más reclamadas películas de temática gay y lésbica.