ES NOTICIA EN ABC

Luis G. Berlanga y el cine argentino, premios de la revista «Nickel Odeon»

El cineasta fue distinguido por toda una trayectoria dedicada al séptimo arte y el cine argentino en su conjunto, por haber sido el «acontecimiento del año»

Luis García Berlanga y José Luis Garci, ayer en la SGAE. ANGEL DE ANTONIO
JOSÉ EDUARDO ARENAS
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

MADRID. La Sociedad General de Autores y Editores fue ayer el marco perfecto que albergó la entrega de los premios cinematográficos «Nickel Odeon» en su cuarta edición, que recayeron en el cineasta Luis García Berlanga, por «una vida dedicada al cine», y al cine argentino, en su conjunto, como «acontecimiento cinematográfico del año», galardón que fue recogido por Miguel Ángel Solá. La entrega de estos premios fue presidida por Luis Alberto de Cuenca, secretario de Estado de Cultura.

Fue el editor de la revista «Nickel Odeon», el cineasta José Luis Garci, quien recordó que en anteriores ediciones han sido premiados personajes tan relevantes como Pedro Almodóvar, Gil Parrondo, Alejandro Amenábar o Javier Bardem, entre otros.

Antonio Giménez Rico apuntó que el premio al cine argentino «se le concede por el reconocimiento internacional de sus últimas películas, como bien se indica en el acta. Es obvio, es un hecho, que el cine argentino ha sabido conectar en los últimos tiempos con el público europeo y, más concretamente, con el español. Pensaba que era un reencuentro entre nuestras cinematografías, pero creo que hay que precisar que es un encuentro, porque nunca tuvo el cine argentino la repercusión y el reconocimiento que ha tenido para los espectadores españoles en los últimos años». Al escritor y director de la revista «Nickel Odeon», Juan Cobos, le tocó hablar de Luis García Berlanga y de los recuerdos que ambos guardan de su amistad, que ha pasado por encima del tiempo. No hay que precisar que Cobos estuvo emocionante en su discurso.

Luis García Berlanga, autor de la reestrenada «Bienvenido, Mister Marshall», quien no había visto la película entera desde que se rodó, contó a ABC lo feliz que se sentía con el premio. La verdad es que se mostraba exultante. Ante la noticia de que su hijo Jorge quiere abandonar la dirección de la Mostra de Valencia, al no renovar su contrato, declaró que «la noticia estaba en el aire. ¡Es que le han pegado unos palos! No aguantaba más. Algunos pueden ser medio justos, pero lo que más cabrea de todo esto es que parezca que mi hijo estaba ahí porque su papá se lo había preparado. Yo tengo con mis hijos un pacto para respetar lo que hagamos y decidamos cada uno».

Del galardón que recibió y de José Luis Garci habló con el cariño y admiración que le caracteriza al veterano cineasta. «Los componentes del jurado y la gran familia de «Nickel Odeon» me rinden una pleitesía continua, y no como el resto del mundo del cine, donde hay gente a favor y gente en contra. A mí nunca me ha gustado la cosa de los premios, pero en esta ocasión me he emocionado. Es la segunda vez, la primera fue con el Premio Príncipe de Asturias. José Luis Garci dijo el otro día que yo era el mejor director del mundo. Creo que se pasó con la brocha un poco, pero se lo agradezco con el corazón».

Los tres mil euros del premio al cine argentino fueron entregados al padre Ángel, de Mensajeros de la Paz, «la ONG española dedicada a paliar las más urgentes necesidades de los niños de la provincia de Tucumán», según indicó Garci.