ES NOTICIA EN ABC

Isabella Rossellini recupera sus recuerdos en el corto «Mi padre cumple cien años»

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

MADRID. «Yo no sé si eras o no un genio, pero yo te quiero». Así, con estas sentidas palabras, la actriz Isabella Rossellini pone su particular punto y final al homenaje al gran director italiano en el cortometraje «Mi padre cumple 100 años». Rodado en blanco y negro o, más bien en negro y gris, como se recuerdan algunos de sus grandes obras como «Roma, città aperta», «Alemania año cero», «Stromboli» o aquel título con el que comenzó a demostrar su grandeza detrás de una cámara: «Dafne», su ópera prima, rodada en 1936.

Hoy se cumplen cien años del nacimiento del director italiano Roberto Rossellini, esposo de Ingrid Bergman y padre de la también actriz Isabella Rossellini. Ésta ha escrito e interpretado un cortometraje documental titulado «Mi padre cumple 100 años», que hasta ahora tan sólo se había podido ver en la Berlinale (Festival de Cine de Berlín) y en una retrospectiva organizada en febrero por el Ministerio de Cultura. Ayer se estrenó en la cadena de televisión digital TCM.

«Mi padre cumple 100 años» parte de una idea original de la hija del director, siendo así una forma diferente de rendir homenaje a esta gran figura del cine europeo y mundial. En él, la actriz comparte con los espectadores un buen número de recuerdos, referencias personales y profesionales e instantes que han marcado su vida desde siempre, todo ello acompañado de una acertada serie de reflexiones acerca de las grandes obras maestras del director de origen romano. El resultado es un recorrido rebosante de humanidad a través de la vida de uno de los grandes maestros del cine, en el que el público se siente acompañado en todo momento por Isabella, la cual ofrece su personalísima perspectiva de los iconos de Rossellini padre. Incluso se transforma en los personajes que formaron el universo de su progenitor (memorable la imagen en la que Isabella se transforma en Ingrid Bergman, su madre, y comparte con los dos una escena).

En el catálogo de la última edición del Festival de Toronto, Isabella Rossellini decía sobre este trabajo: «Esta película surgió para celebrar el centenario del nacimiento de mi padre. Sé que habrá más de una ocasión para recordar su trabajo y que a menudo seré objeto de entrevistas al respecto, pero ante esta ocasión tan especial sentí la necesidad de decir algo más de lo que se dice habitualmente en este tipo de situaciones».