ES NOTICIA EN ABC

Kike Maíllo convence en Sitges con su primer largometraje, «Eva»

Soderbergh nos devuelve al cine de catástrofes setentero con su realista «Contagio»

Kike Maíllo convence en Sitges con su primer largometraje, «Eva»
Las actrices Marta Etura y Claudia Vega besan al director Kike Maíllo - EFE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Kike Maíllo (Barcelona. 1975), reconocido director de cortos, publicidad y videoclips, salta al largometraje con fuerza en cuanto a pulso narrativo se refiere dentro de la ciencia ficción y el drama -o al revés- que propone «Eva» (de producción catalana), filme que ha abierto el Festival de Sitges con el beneplácito de todos los asistentes.

Situada en 2041, cuando quizá tengamos adorables perros de lata que no manchan las alfombras, la cinta centra el desarrollo de todos y cada uno de los personajes a través de un científico -interpretado por el exitoso Daniel Brühl- que se lanza al diseño de un niño robot. Si lo consigue, es algo que no descubriremos desde estas líneas, puesto que hasta llegar al clímax asistimos al regreso de este hombre con mal de amores al pueblo que abandonó años atrás.

Allí se encontrará con que el hermano (qué buen actor Alberto Amman) se ha casado con su antigua novia y tienen una hija, la vivaracha Eva del título. De esta forma nos situamos ante el ser en proceso de ponerse a prueba, cuando lo que necesita es ejercitar el autocontrol; la ex (en la piel que habita la extraordinaria Marta Etura), que no le ha olvidado y termina enfrentando a los hermanos; sin olvidar la ¿inteligencia emocional de la nena?

Pero aquí no está vendido todo el pescado sobre esta cinta con ciencia ficción dentro, ejemplo de cómo hay que hacer cine español. «El proceso de esta producción empezó hablando sobre la naturaleza del amor. La premisa robótica me sirvió para hablar de la condición humana. Cuando los robots sean tan perfectos como el ser humano serán tan imperfectos como todos nosotros», filosofa Maíllo. En tal proceso tenemos al gran actor Lluis Homar, en un mecanizando y arriesgado papel con ligeras briznas de humor, sin enfatizar, para alejar al espectador de heridas abiertas.

Peligrosa pandemia

La segunda película con tirón de la jornada se puede presentar por su afamado director, por el reparto o la gran producción. Sin embargo, el tema de «Contagio» devora a todos ante la terrible obviedad de poner como centro emisor de la historia una pandemia que puede acabar destruyendo sin remisión a todo ser viviente en poco tiempo.

Steven Soderbergh cuenta con Matt Damon, Gwyneth Paltrow, Kate Winslet, Jude Law, Marion Cotillard, Laurence Fishburne, Bryan Cranston y Elliot Gould, para contarnos cómo es el ser humano ante una alarma mundial y, de paso, enganchar totalmente al espectador ofreciéndole ciencia real y posibilidades reales, sin olvidarse de hincar el diente a los medio de comunicación, internet en especial, y la abundancia de noticias no contrastadas.