ES NOTICIA EN ABC
FESTIVAL DE SITGES

Éxitos novedosos, usados, y una segunda oportunidad en otro mundo, que es este

Sitges aloja a Chapero-Jackson, Mike Cahill y al 3D animado de Michel Ocelot

Éxitos novedosos, usados, y una segunda oportunidad en otro mundo, que es este
Eduardo Chapero Jackson, junto a los protagonistas de su cinta, Najwa Nimri; Miriam Rodríguez; Miguel Ángel Silvestre; Alba Garcián; Verónica Echegui y Macarena Gómez - efe
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Es cierto que escasean los guiones originales, que casi todo tiene un tufo ha visto que es una barbaridad. ¿Será que los escritores son unos “mandaos”, que escriben a la velocidad a la velocidad con la que se consumen estos “productos” de usar y tirar? Si es del manta, a reciclar. Esto no quiere decir que haya que ver el vaso medio lleno, siempre habrá excepciones que logren llevarse el gato al agua incluso con “remakes” de “remakes” con un año de diferencia.

Menos mal que al talento como al agua no hay quien los pare como cojan carrerilla, al final se hacen evidentes. Así de contundente nos pareció la destreza detrás de Mike Cahill -que debuta en el “largo”- con “Another Earth”. Proyectada ayer en el Festival de Sitges y bendecida por Sundance con premio y todo, asombró desde su pase por el tamiz de la crítica con aplausos. Los amigos de Cahill le llaman el hombre orquesta, porque escribe, dirige, monta y produce con poco presupuesto. “Empezamos con 5 dólares de familiares y amigos”, asegura. Juega con dos elementos que se conviven sin agresiones: ciencia ficción y comedia dramática.

La historia sobreviviría separando los componentes. Una mujer que provoca un accidente con muertes de por medio llevará esa responsabilidad a lo largo de su vida, aunque los acontecimientos puedan darle ¿una segunda oportunidad? En este punto entra la parte de ciencia ficción con la aparición de un nuevo planeta... Cuando años después ella sale de la cárcel, se ha descubierto que el planeta es una réplica de la Tierra con dobles de todos nosotros. Imaginación al poder. Ahí sale Cahill para jugar con esta interrelación, “como si fuera una metáfora que me permite enfocar y hacer más grande y sutil las cosas para entender lo que es el perdón”, cuenta el director, quien veía necesario que al final hubiera una cierta esperanza. “Quería hacer algo que tuviera un significado profundo”.

“Verbo” lleva el sello y la dirección del madrileño Eduardo Chapero-Jackson. En Cataluña tiene una significativa legión de fans. La película bebe de alguna manera de la Alicia de Lewis Carrol para contar la evolución de una joven hacia la madurez. Calificada como un Quijote de extrarradio, también echa mano del texto de Cervantes y de los diálogos en verso, el primer largometraje del afamado cortometrajes caló desde el minuto uno entre los jóvenes. ¿Las razones? Actores conocidos, inclusiones en el dibujo animado, musicalmente epatenate, con hip hop incluido y bellas escenas con las que pueden enloquecer la élite de los que pintan graffitis. “Pueden parecer cosas antagónicas, pero con estos ingrediente los personajes se han podido mover y actuar con mayor libertad”, argumenta. El lado oscuro de lo que se cuenta no queda mal parado si se torna en aprendizaje hacia otra manera de enfocar la vida, que es lo que sucede. Mientras tanto, la joven Sara (Alba García, un descubrimiento con futuro) pasa por un arco emocional enorme hasta llegar a al estallido de luz. “Es como un cuento contemporáneo. Muchas historias, cuentos o fábulas son un poco antiguos, por lo que quería establecer un vínculo con la adolescencia actual, que tiene tantas preguntas que hacer, con contenidos entre la imagen y la palabra”. A tenor de la acogida, hablamos de un éxito.

“Les contes de la nuit. 3D”, de Michel Ocelot, está realizada con un amor puro hacia el cine. Ocelot se transforma en un cuenta cuentos en animación con sombras chinas en 3D. Brotaron los aplausos en cada fragmento que hila con primor. Responsable de la exitosa “Kirikou y la hechicera”, la fórmula elegida viene de su admiración al principio de su carrera por personajes tan emblemáticos como Georges Méliès o Charlotte Reiniger. Ocelot recoge el formato de un especial para la televisión en 1999. En esta ocasión, y a modo de las mil y una noches, representa “El hombre lobo”, El pequeño Juan y la bella desconocida”, “El niño Tanatán”, “El elegido de la ciudad de oro”, “El niño que no mentía nunca” y “La joven cierva y el hijo del arquitecto”. Una joya a buscar con fruición.