ES NOTICIA EN ABC

Edurne: «La gente piensa que 'My Little Pony' es de niñas, pero no, tiene unos valores importantísimos»

La cantante, que ha participado por primera vez en el doblaje de un personaje de animación, asegura que ha quedado cautivada con la historia de estos seres mitológicos que han aterrizado este viernes en las salas de cine

Edurne dobla en «My Little Pony»
Edurne dobla en «My Little Pony» - INSTAGRAM @EDURNITY
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Hace tan solo unos años, en su niñez, Edurne jugaba a peinar a sus ponis. Ahora, es la voz de la Comandante Tempest, el unicornio cuyos rasgos se alejan de toda la dulzura posible que emanan de este mundo fantástico. Con el cuerno roto, escasos poderes mágicos y una actitud más que malvada debido a que era rechazada de pequeña, volverá para vengarse de los ponis del pueblo de Equestria. Gracias a ella y a la película de animación,«My Little Pony», de la que se siente totalmente cautivada la cantante, ha conseguido su debut en la industria del doblaje.

«Tenía muchas ganas de doblar un personaje de animación, lo llevaba diciendo durante mucho tiempo y, además, es muy emocionante estrenarme con 'My Little Pony', de la que soy fan absoluta», declara Edurne muy ilusionada por esta oportunidad en la que también pone música. La cantante iba vestida de negro con una falda de cuero ceñida y con una camiseta en la que relucía la protagonista más rosa de la ficción, Pinkie Pie; un atuendo acorde con el estilo de su personaje Tempest, que combina rebeldía y ternura, y al que le rendía así un pequeño homenaje durante el preestreno del film.

La joven, que pasó a la fama por «Operación Triunfo», se ha atrevido a adentrarse más allá de la música con programas televisivos, como «¡Mira que baile!», «Tu cara me suena» y como jueza «Got Talent». Su último paso: el doblaje de «My Little Pony». Un ámbito totalmente novedoso para ella y del que solamente había visto reportajes. De modo que ponerse delante de este micrófono, muy distinto al que está acostumbrada, y a la pantalla de grandes dimensiones, le causó mucha «impresión». «Recuerdo que al principio empezaba a hablar tarde y otras veces me sobraba tiempo, por lo que hay que estar muy pendiente del movimiento de la boca, pero a mí me parece muy divertido», explica Edurne. «Me he reído mucho y como anécdota, la sensación más surrealista y que más me ha costado aunque a la vez me moría de risa era la grabación de los gestos, hay momentos en la película en la que ella está luchando y esos sonidos con la película suenan muy bien pero en seco fue un ataque de risa».

LIONSGATE

Este desafío ha sido doble, puesto que a esta nueva experiencia se une que el personaje al que interpreta se aleja totalmente de la percepción de la delicadeza de los ponis y de su propia imagen también relacionada con la dulzura por el tono de su voz. Tan radical es este cambio que cuando la llamaron, ella misma pensó que le pondría voz a Pinkie Pie, la poni más rosa y entrañable, y no a la unicornio «mala». «No me lo esperaba y creo que la gente tampoco, fue un shock pero a la vez me gustó, es algo diferente», sostiene. Por esta razón tuvo que esforzarse todavía más. «Tuve que trabajar la voz, ponerla más grave y al final cuando se vuelve buena pues me costaba hacer de dulce ya hasta estaba más a gusto en el otro tono», asegura.

Para preparar el personaje la cantante leyó la historia de Tempest en la que explica el origen de su maldad y vio la serie de «My Little Pony». Todo lo necesario para que su interpretación fuera lo más perfecta posible y evitar que «chirriase el doblaje», que era su mayor preocupación. Tres tardes de duro trabajo en las que Edurne insistió en repetir y revisar su voz para asegurarse de que había quedado bien. De hecho, la cantante se ha integrado tanto en el personaje que vive cada instante la película y, en especial, el trasfondo del unicornio. La cuenta de Instagram de Edurne está llena de «Tempests»: peluches, camisetas, etc., e incluso, estaría encantada de tener su propia versión del unicornio que «incluiría unas notas musicales en la grupa», dice entre risas.

No obstante, para ella, lo que más comparte con su personaje es que ambas tienen «buen corazón», asegura. «Creo que la imagen que tiene la gente de 'My Little Pony' es muy femenino y de niñas, y yo creo que para nada, tiene unos valores importantísimos que todos los niños tendrían que ver. La película muestra la importancia de la amistad para solucionar cualquier problema de la vida», puntualiza para rebatir cualquier comentario acerca de los prejuicios que pueda despertar esta animación. Este sentimiento de compañerismo es esencial para Edurne en su día a día. «Me siento más que afortunada porque mis amigos son maravillosos y creo que son un pilar muy importante, muchos han evolucionado conmigo, otros han llegado después. En el mundo de la televisión y de la música conoces a muchísima gente pero tienes que encontrar los verdaderos», explicaba.

La joven recibió hace tan solo unos días la noticia de la muerte de su amigo íntimo y compañero de guitarra, Roberto, al que le dedicó un mensaje muy especial en las redes sociales: «Qué difícil va a ser estar encima de un escenario sin tenerte a mi lado...Sigue deleitando a todos ahí arriba con tu guitarra, yo me quedo con todos los recuerdos bonitos». A pesar de este bache, la cantante deberá hacer frente a la realidad y continuar con su carrera profesional. Edurne, tras su aventura en Equestria, está dispuesta a seguir trabajando en el mundo del doblaje pero, por supuesto, sin olvidar la música ni la televisión.

Ponis, arcoíris, amistad, canciones con dosis de valentía, aterrizarán en el cine este viernes. Estos animales mitológicos con los que antes se jugaba a cepillar su larga cabellera y que hace siete años pasaron a tener su propia serie, estarán en la gran pantalla. «My Little Pony» ya ha llenado los catálogos de juguetes de estas Navidades, y a partir de hoy, espera hacer lo mismo en las salas de proyección.