ES NOTICIA EN ABC

Diane Keaton: «No quiero ni oír hablar de retirarme, no necesito ni pienso hacerlo»

La actriz, musa y pareja del primer Woody Allen, estrena con 73 años «Mejor que nunca», una película sobre animadoras

Diane Keaton, en «Mejor que nunca»
Diane Keaton, en «Mejor que nunca» - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Diane Keaton sigue siendo líder de su generación en Hollywood pero, además, es una estrella de Instagram. A sus 73 años, la intérprete californiana derrocha energía y su nuevo filme, «Mejor que nunca», es buena prueba de ello. En ella da vida a una pensionista retirada enferma de cáncer, y la película pone sobre la mesa asuntos como la soledad, la empatía o la importancia de conseguir metas a cualquier edad. Si hay una actriz que redefine el paso del tiempo a su antojo esa es, sin lugar a dudas, Diane Keaton.

P - ¿Cuál es su secreto para seguir trabajando sin descanso?

R - Nunca me rindo. Necesito estar siempre en constante movimiento. He aprendido a formular mis propias reglas y no busco encajar en una imagen preconcebida de lo que significa ser mujer a mi edad. Yo no me siento en una silla a esperar que me ofrezcan personajes, de hacer eso no recibiría ninguna oportunidad. Como productora puedo elegir qué personaje puedo interpretar.

P - ¿Por qué eligió rodar una película sobre animadoras?

R - Porque el guion me pareció interesante y divertido. Creo que todo el mundo merece cumplir sus sueños por exagerados o complicados que sean. Yo no tengo ritmo, tengo muy poca coordinación, pero fui capaz de rodar este filme y me siento orgullosa de haberlo logrado.

P - En esta película se habla de las retiradas. ¿Ha pensado usted en colgar el cartel de «Fin» a su carrera?

R - No pienso hacerlo. No necesito hacerlo. Voy a intentar seguir trabajando mientras pueda. No quiero ni oír hablar de retirarme. Soy una persona muy curiosa, me gusta el cine pero también la fotografía. No estoy atada a mi profesión; si tengo que tomar otro camino, en la producción o en la fotografía, lo haré.

P - Hablando de fotos, su Instagram la ha convertido en tendencia. Roza ya el millón de seguidores.

R - Yo soy la primera sorprendida y me encanta. Los selfies se han convertido en mi nueva pasión. Me encanta levantarme y pensar qué voy a ponerme y cómo voy a compartirlo con mis seguidores. Supongo que a nadie le importa realmente, pero me divierte.

P - ¿Qué opina de la importancia que están adquiriendo en Hollywood la alfombra roja y la moda?

R - Tengo mucho que decir al respecto. Primero, la moda siempre ha estado ahí; segundo. en los días en que hicimos «Annie Hall» la tendencia era mantenerse fuera de los focos de los fotógrafos. Teníamos mucho cuidado de no ser consideradas solo celebridades y no artistas. Nos parecía ridículo que lo importante fuera nuestra apariencia física y no nuestro talento. Queríamos que nuestros nombres se mantuvieran en el tiempo. Y creo que las actrices de mi generación como Meryl Streep, Susan Sarandon o yo hemos sobrevivido precisamente por ese esfuerzo que hicimos en los sesenta de ser consideradas primero artistas.

P - ¿Es una mujer muy segura de sí misma que acepta envejecer con elegancia?

R - No, por supuesto que no. No creo que haya nadie que este completamente seguro de sí mismo, no me parece posible. Aceptar que tu cuerpo va diciendo adiós poco a poco no es fácil porque acabas preguntándote cuánto tiempo te queda.

P - ¿Cual es su filosofía?

R - Trato de mantenerme sin perder mi dignidad. A veces me da por pensar si no seria mejor mandarlo todo a paseo y dejar de cuidarme porque total da igual, el resultado es el mismo.

P - La vida se hace más fácil con la edad.

R - No. No lo creo. La presión es tremenda porque lo único que te espera es la muerte. Se va acercando cada vez mas porque es parte de la vida. Nadie quiere morir. Hace veinte años me preocupaba por la belleza, por ser atractiva, por la adoración del publico. Soy actriz, qué otra cosa puede querer una actriz. Quería que la gente me mirara, quería ser el centro de atención (se ríe).

P - Sin duda sigue manteniendo su atractivo físico. ¿Es el resultado de muchas horas de yoga?

R - No. Pero es cierto que hago ejercicio. Todos los días corro en la máquina que tengo en casa y luego llevo a mis perros a pasear. No como carne desde hace veinticinco años, ni pescado desde hace cinco. Me alimento bien, bebo vino tinto, mantengo mi salud y trato de estar activa. Quiero participar del mundo, ser miembro del mundo en el que vivo.

P - De su generación siguen en activo usted, Meryl Streep y Susan Sarandon, pero no hay muchas mas...

R - Woody Allen siempre me dijo que si interpretaba comedia me mantendría mas tiempo en activo.

P - ¿Por qué?

R - No lo sé, la verdad. Yo me he tomado periodos de descanso en mi carrera. Nancy Meyers me ayudó mucho. Cuando nadie me quería en una película, y eso me ha pasado en varias ocasiones, ella llegó a cambiar el ultimo rumbo de mi carrera. En esta profesión es importante tener suerte. Creo que he inspirado a directores que querían trabajar conmigo y eso me ha ayudado mucho.