ES NOTICIA EN ABC

El mejor cine taiwanés desembarca en Madrid

El país asiático es el invitado de honor a la XXI Semana de Cine Experimental que se celebra en Madrid a partir de hoy y hasta el 25 de noviembre

El mejor cine taiwanés desembarca en Madrid
Laetitia Casta en «Visage», de Tsai Ming Liang - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Ahora ya sé lo que tengo que hacer», cuentan las crónicas que respondió, templado y frío cual Callahan, Fernando Trueba cuando, a principios de febrero de 1994 conoció la piel de sus principales contrincantes para pelear por el Oscar. Piel amarilla, mayormente: una hongkonesa con pedrigrí («Adiós a mi concubina»), una vietnamita de línea exótica («El olor de la papaya verde») y una taiwanesa («El banquete de boda»).

Taiwa... ¿qué? Sí, taiwanesa del mismo Taiwán, o Formosa, ese país en un rinconcito de China donde el más tonto hace relojes (calculadora, por aquellos años) y que empezaba a descollar en el panorama internacional a paso firme gracias a dos gurús de sus sendas «nuevas olas»: Hou Hsiao-Hsien (León de Oro en 1986 por «Dust in the wind») y, sobre todo, Ang Lee, a quien Hollywood le echó el ojo rápidamente después de sus primeras obras, entre ellas «El banquete de boda», ganadora del Oso de Oro en Berlín, ex aequo con la china «Woman Sesame Oil Maker».

Gracias a Dios (o a Billy Wilder), Trueba se deshizo del «peligro oriental» en un abrir y cerrar de ojos, y la noche mágica del 21 de marzo «Belle Époque» conseguía la «preciada estatuilla» para nuestro país. Finalmente, Lee se quitó la espina por duplicado, ganando el Oscar al mejor filme de habla no inglesa («Tigre y dragón») y al mejor director («Brokeback Mountain»). Eso sí, también nos endiñó «Hulk», que no se puede tener todo.

Pero el «queo» estaba dado: el cine taiwanés molaba bastante. Por eso, la XXI edición de la Semana de Cine Experimental ha elegido al país asiático como «cinematografía invitada» en su certamen, a celebrar del 17 al 25 de noviembre en distintas sedes como los cines Callao, los Golem o la Sala Berlanga.

Abre fuego «Visage (Face)», de Tsai Ming Liang, ampliamente conocido por filmes como «The hole» o «El sabor de la sandía». En este caso, el cineasta ha aprovechado un encargo del Museo del Louvre para elaborar una revisión del mito de Salomé y una reflexión sobre su propio oficio. Estrellas de casa como Lee Kang-sheng o Lu Yi-ching comparten plano con divas del cine galo como Jeanne Moreau, Fanny Ardant o Laetitia Casta en una cinta ya proyectada hace un par de meses en Sitges y hasta en la sección oficial de Cannes.

Joyas capitales

Otro plato fuerte será la presencia del cineasta Chen Kun Hou, que presentará su último filme, «Los colores de la imaginación» (una bella historia sobre un idealista profesor en el Taiwán rural de los años 70), amén de participar en diversos talleres y encuentros con el público infantil en el Dreams Cinema Palacio de Hielo, el jueves 17 a las 10:00 y a las 17:30 horas. Aparte, el aficionado también podrá ponerse al día con algunas de las joyas capitales de esta filmografía, como «Comer, beber, amar», «El vuelo del globo rojo», «Millennium Mambo» o «Yi Yi» (para más detalles sobre la programación, consultar www.fici.info).

En fin, que justo cuando ha concluido la estupenda IV Muestra de Cine Coreano en Madrid, nos topamos con la deslumbrante paleta gráfica de la industria taiwanesa. Y tampoco hay que perder de vista la nueva edición (y van 49) del Festival Internacional de Cine de Gijón, que arranca el viernes 18 y que también contiene una generosa ración de celuloide amarillo. Como la ardilla de los romanos anda el cinéfilo inquieto y rasgado estas semanas