Es Noticia

China y las plataformas, al rescate del cine español

Con la explotación en salas cada vez más complicada, algunos títulos que pasaron desapercibidos en cartelera tienen una segunda vida de éxito en el «streaming» y la venta internacional

El director Oriol Paulo, con Adriana Ugarte y la niña Luna Fulgencio durante el rodaje de «Durante la tormenta»
El director Oriol Paulo, con Adriana Ugarte y la niña Luna Fulgencio durante el rodaje de «Durante la tormenta» - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Cuando el presidente de la Academia de Cine, Mariano Barroso, participó en el acto de desembarco en España de Netflix, lanzó una frase que se perdió entre los fastos de celebración: «Se ha roto el cuello de botella entre la producción y la distribución. Había películas que no llegaban al público, y no por falta de calidad: las plataformas han sabido llegar al público». El paso por las salas del cine español es cada vez más complicado. Las distribuidoras se lo juegan todo al primer fin de semana, un disparo que pocas veces da en el blanco, y repetir una segunda semana en la cartelera de las salas más populares es un reto casi imposible sin la maquinaria publicitaria de una cadena de televisión.

Las ventanas de distribución -el tiempo de explotación en cines hasta su estreno en plataformas o DVD- duran lo mismo que hace décadas, pero la realidad es que la falta de público las cierra cada vez antes, ahogando las propuestas menos populares. Ante este estrangulamiento, hay películas que encuentran una segunda vida cuando parecía que ya todo estaba perdido. Las plataformas en la mayoría de los casos, y China en otros pocos, son un balón de oxígeno para títulos que se perdieron en la vorágine de las salas.

«Es tranquilizador que te den segundas oportunidades, saber que existe una justicia poética que recupera aquellas películas que pasaron desapercibidas por la razón que fuera en la ventana de cine, una ventana cada vez más competitiva que tan solo permanece ya para el cine familiar, la comedia local apoyada por las cadenas privadas y las franquicias enabolizadas de los estudios». Quien habla es Enrique Lavigne, productor de alguna de las películas más vistas de los últimos años, como «Lo imposible», «Un monstruo viene a verme», «Verónica» o «La llamada», bajo el sello Apache.

La reflexión viene al hilo de «Tu hijo», la película que produjo con Miguel Ángel Vivas y José Coronado, cada uno a un lado del objetivo. La cinta está entre las más populares de Netflix (hasta Iker Casillas la recomendó por Instagram) y que está haciendo carrera internacional gracias al «streaming». «Cuando no perteneces a ninguno de estos grupos tienes tan solo el recurso de hacer buenas películas y estas tienen opciones en taquilla si vienen firmadas por grandes nombres de trayectoria intachable (Almodóvar) o lo han obtenido con premios en Festivales y se limitan al circuito urbano. Si no es así como el caso de "Tu hijo", lo habitual es conformarte con un puñado de buenas críticas, nominaciones a los Goya y la Palmadita en el hombre de tu círculo cercano... Poco más», sentencia Lavigne.

A veces ni eso. El gaditano Jota Linares debutó hace menos de seis meses en la gran pantalla con «Animales sin collar», un título aplaudido por la crítica pero ignorado por el gran público, y hace apenas siete días ha estrenado en Netflix su segundo filme «¿A quién te llevarías a una isla desierta?». El joven director aporta una perspectiva diferente. «Yo vivo en Madrid y tengo dos cines en versión original donde puedo ver lo que me gusta. Si yo viviera en Cádiz, ¿qué hago? ¿Veo solo los Vengadores?», reflexionaba con la compañera de ABC Lorena López Antón sobre la cada vez más exigua oferta cultural en las provincias. Lavigne profundiza en esa idea: «Creo que el cine de autor vive un gran momento creativo en esa polarización galopante en su forma de consumo, creo que vive concentrado en guetos urbanos fidelizando a un espectador exigente pero cada vez más adulto y eminentemente femenino.», relata.

Fuera de casa

La película española más vista del año fue un fracaso en nuestro país. «Durante la tormenta» apenas tuvo 124.000 espectadores tras su estreno en noviembre. Sin embargo, cinco meses después se convirtió en la séptima cinta más vista en el mundo durante el fin de semana de su estreno en China. De momento ya va por 16 millones de dólares recaudados y Warner ha apostado por reponerla en salas pese a que está disponible en Netflix. Oriol Paulo, su director, lo tiene claro:«Asegurar un futuro para la película te alivia. Nos ha pasado a muchos, incluso con películas que funcionaron como “Verónica”, que luego saltó a Netflix, que la lleva a ciento y pico mercados y sigue triunfando. Es una segunda oportunidad porque como creador quiero llegar a cuanta más gente posible», cuenta el barcelonés.

El mercado chino es demasiado grande como para ignorarlo. Así lo refleja el productor Ximo Pérez, que firmó hace tres años la primera coproducción entre China y España. El resultado, «Bikes», que se estrena esta semana, es una cinta de animación con la que se piensa tanto en la venta internacional como en España. Las cifras que manejan serían impensables sin el gigante detrás: «Wanda quiere salir con 4.000 copias, y aunque los derechos de explotación en China son suyos, en el resto del Asia son al cincuenta por ciento y la repercusión es global», cuenta.

Si hace un par de décadas las redes de seguridad eran el DVD y la venta para las televisiones, hoy lo es el «streaming» y en menor medida China. Cuando una ventana se cierra… Otra se abre.