Es Noticia

La carrera hacia los Oscar comienza en Toronto

Lady Gaga, a su llegada a la rueda de prensa en Toronto de «Ha nacido una estrella»
Lady Gaga, a su llegada a la rueda de prensa en Toronto de «Ha nacido una estrella» - Afp
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El Festival de Toronto avanza con velocidad de crucero y los periodistas no dan abasto, sorprendidos con la calidad del material cinematográfico que llegará a los cines en los próximos meses. Ayer aterrizó en las pantallas de Toronto «El Reino», de Rodrigo Sorogoyen, un filme sobre la corrupción de la clase política protagonizado por el actor Antonio de la Torre, con quien ya trabajó el director en «Que Dios nos perdone». «En mi opinión vivimos en una sociedad acelerada, donde nos falta tiempo para pensar”. Ese ritmo marca el paso de una narración que ha sido muy bien recibida por la critica internacional. «Este es el primer pase que hago de la película y me encontraba muy incómodo. Espero sentirme mejor en San Sebastián», dijo a ABC Sorogoyen, que acude al certamen dentro de la sección oficial.

Natalie Portman
Natalie Portman

También de la ansiedad que consume a la sociedad del milenio hablan «Vox Lux» y «Ha nacido una estrella», filmes que se centran en el éxito, la fama, las drogas y sus consecuencias, y que deparan un particular duelo interpretativo entre Lady Gaga y Natalie Portman. Cuando se esperaba que la primera asrrasara en un papel hecho a su medida, se ha encontrado con la actriz de origen israelí robándole el foco y venciendo el combate actoral con una película muy similar en hechuras y contenido.

La de Portman es una ópera psicodélica sobre una sobreviviente de un tiroteo en un colegio que termina convertida en una estrella del pop, pero que es incapaz de recuperarse del trauma. «Me he visto todos los documentales de las estrellas del pop que se han hecho, y ha sido muy divertido sacar algo de cada una de ellas para dar forma a Celeste», contó la actriz a ABC.

Natalie Portman es un huracán en este filme escrito y dirigido por Brady Corbet. Una historia donde la fama se convierte en el enemigo. «He aprendido a separar mi vida privada y mi vida pública. De otro modo no podría enfrentarme a los pormenores del escrutinio público», admitió Portman, quien describió la historia como un ejemplo «de la mercantilización que hoy en día se hace con todo; vendemos violencia, vendemos vida privada. Hoy en día lo que une a un terrorista y a una estrella del pop es que la gente les presta la misma atención, les da el mismo valor y poder. Esa mercantilización y esa atención está en la política y en la cultura», reconoció la actriz.

De un tono mucho más ligero es la cuarta versión de la misma historia de «Ha nacido una estrella», protagonizada por Lady Gaga y dirigida por Bradley Cooper. «La fama es algo muy poco natural, siempre hay luchas internas, abuso de sustancias, trauma. Mi personaje sufre depresión al principio de la cinta, no cree en si misma y eso es importante cuando juzgamos a los artistas. Hay que entender la presión que sienten a nivel psicológico», explicó Lady Gaga durante la rueda de prensa de su filme en Toronto.

Camino al Oscar

En estos primeros días del certamen canadiense han sorprendido cuatro películas: «Boy Erased», «The Hate U Give», «Ben is Back» y «Beautiful Boy». La primera está dirigida por el actor y director australiano Joel Edgerton; el filme se estrenó en el Festival de Cine de Telluride la semana pasada con excelentes criticas. Nicole Kidman y Russell Crowe dan vida a los padres de un joven gay a quien quieren «convertir en heterosexual» a través de terapia religiosa. El protagonista es Lucas Hedges, que se revela como un serio candidato a la nominación al Oscar. Para Hedges, «Boy Erased» es un viaje de auto proclamación, de identidad, de enfrentarse a un padre severo que considera la homosexualidad «una enfermedad del demonio». «Ha sido un personaje muy difícil y en el que necesitaba la confianza del director para llegar a las emociones. Es una historia de batallas ganadas y perdidas».

Y otra joven actriz que ha despuntado en Toronto es Amadla Stenberg con el filme «The Hate U Give», sobre el tema de la brutalidad policial. «Ha llegado el momento de que todos seamos tratados igual en Estados Unidos. Las vidas de los afroamericanos también importan», dijo la actriz durante la promoción de la cinta.