Es Noticia
0
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

En 1972, Carmen Sevilla ya arrastraba cierta fama de actriz contrastada para los americanos tras interpretar a María Magdalena en «Rey de reyes» una década antes, por lo que no extrañó que Charlton Heston la fichara para «Marco Antonio y Cleopatra». El ganador del Oscar por «Ben-Hur» no fue el único estadounidense en encapricharse con la folclórica andaluza, a la que un encandilado Frank Sinatra, ese mismo que visitó España atraído por su amor a Ava Gardner y que juró no volver a pisar el país tras sus calabazas, llegó a pasear por Hollywood.