ES NOTICIA EN ABC

La Berlinale abre hoy sus puertas con una especial dedicación al cine político

Sigourney Weaver, Natalie Portman, Isabella Rossellini, Alan Rickman, George Clooney o Vin Diesel son los nombres que más «glamour» aportan al festival

REUTERS  Una joven se fotografía junto a un cartel con el oso de la Berlinale
RAMIRO VILLAPADIERNA. BERLÍN
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico


Sigourney Weaver, Natalie Portman e Isabella Rossellini, junto a Alan Rickman, George Clooney o Vin Diesel intentarán compensar con glamour una Berlinale que viene aleccionadora, según el programa: violaciones, asesinatos sangrientos, corrupción política, drogadicción, exorcismo, accidentes mortales y alguna otra manía de la raza humana son los temas de interés elegidos este año por los cineastas y guionistas del ancho mundo para recrear a sus públicos. La guerra y el fútbol son otras variantes.

Abriendo apetito para empezar, «Snow Cake» hace en los primeros minutos que un camión se lleve por delante el coche de Alan Rickman, matando a la muchacha que acaba de recoger en autostop, y cuya madre autista ofrece a Sigourney Weaver algunas posibilidades artísticas y al director Marc Evans otras tantas dramáticas, todo lo cual ha adelantado ya algunos comentarios extrañamente prometedores. Weaver dice por si acaso a «Die Zeit» que «ha sido el papel más difícil de mi vida». Recuperados de ello, los protagonistas serán las luminarias de la gala inaugural de esta noche en la plaza de Marlene Dietrich. Pero éste no es más que uno de los 26 estrenos que ha traído Dieter Kosslick a la Berlinale, de los que 19 se disputan el oso de oro, que decidirá un jurado presidido por Charlotte Rampling.

La realidad es dura

El director de la muestra dice no haber elegido este año lema programático, pero que valdría el que la realidad es dura; en tal caso el cine ha decidido claramente imitarla y críticos locales anticipan un tiempo «muy político» en las artes, empezando por la séptima. Esto no ha disuadido a los visitantes, que acuden en un récord de 18.000 para acompañar a las cerca de 400 cintas en proyección.

La última película de un veterano como Robert Altman, «A Prairie Home Companion», con Meryl Streep, y la primera de Terrence Malick desde «La delgada línea roja», llamada «The New World», son dos de las cintas esperadas con curiosidad por la crítica. Veterano o más bien impenitente del Festival de Berlín es también Claude Chabrol, que trae su «L´ivrésse du pouvoir» sobre el escándalo de Elf, y como siempre conducida por Isabélle Huppert; en socorro del cine europeo estrenará también el oscarizado Roberto Benigni su nueva película, «The Tiger and the Snow», y la debutante bosnia Jasmila Zbanic, con «Grbavica» y la violación de mujeres como arma de guerra.

También George Clooney llega cargado de promesas, al menos para los Oscar, donde es finalista como guionista y actor secundario por «Syriana», de Stephen Gaghan, un filme sobre el desencanto de la guera de Iraq. No menos chasqueado pero más crítico y rodeado de polémica llega Michael Winterbottom con su «The Road to Guantánamo», sobre tres inquilinos de uno de los peores destinos ofertados en el Caribe.

Pensando también más en el Oscar que en el oso estarán, fuera de competición, los actores Philip Seymour Hoffman, que trae del brazo a su «Capote», y Heath Ledger, un heroinómano en «Candy». Naturalmente lo más esperable suele ser aquello a proyectar fuera de concurso y -aparte la más libre ventana de la seccion Panorama- también puede ser vistosa «V. for Vendetta», con Natalie Portman dirigida por James McTeigue.

Otras figuras que compensarán la falta de brillo en un festival, siempre con temperaturas bajo cero y nieve embarrada bordeando la alfombra roja, serán Isabelle Huppert, Carole Bouquet y Meryl Streep. También en el transcurso del certamen el cineasta polaco Andrzej Wajda y el actor británico Ian McKellen recibirán sendos homenajes a sus carreras.

El francés Michel Gondry puede venir avisando con «La ciencia del sueño», aunque cuenta con el mexicano Gael García Bernal en el reparto y Oskar Roehler proyecta su versión cinematográfica de «Las partículas elementales» de Michel Houellebecq. Un puñado de películas futboleras, entre ellas la iraní «Offside», de Jafar Panahis, sobre la pasión de las mujeres por tal deporte, aliviarán en parte el drama del mundo y al margen de la competición. En ese margen destaca por ejemplo, «Breakfast on Pluto», de Neil Jordan, y «Stay», de Maarc Foster, con Ewan McGregor, por no hablar del cierre final el día 19 con una proyección modernizada de «Pat Garret & Billy the Kid» de Peckinpah.

La inevitable película escandinava corresponde esta vez a la primeriza danesa Pernille Fischer Christensen («En Soap»), mientras que el Mediterráneo sólo existe por el lado italiano con Michele Placido y «Romanzo criminale».