ES NOTICIA EN ABC

«Avatar», bajo la sombra del plagio

«Avatar», bajo la sombra del plagio
Cartel de «Avatar», lo nuevo de James Cameron / ABC
ABC.es | MADRID
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

A James Cameron podrían aguarle el estreno de «Avatar», uno de los films más esperados de los últimos años. Fathom Studios, la compañía que a finales de 2008 llevaba a los cines «Delgo», una ambiciosa historia en cuya producción se habían invertido alrededor de 40 millones de dólares y que acabó convirtiéndose en uno de los peores negocios de la historia del celuloide al recaudar poco más de medio millón de dólares, podría demandar al director de «Titanic» por plagio.

Las similitudes entre ambos filmes se hicieron presentes nada más proyectarse el viernes pasado los primeros veinte minutos de «Avatar». Al tiempo que el público y la crítica se rendían a la nueva genialidad de James Cameron, algunos de los que vieron las imágenes alzaron la voz para denunciar las coincidencias con la casi olvidada «Delgo». No tardaron en aparecer en internet los fotogramas comparativos entre ambas cintas, originando un revuelo que ha llegado hasta la sede de Fathom Studios, cuyos responsables barajan ahora la opción de presentar una demanda contra Cameron.

«Por lo que hemos visto, estamos asombrados del parecido visual entre los dos filmes y estamos revisando cuáles son las opciones legales que tenemos», reza un comunicado difundido por Fathom Studios.

En «Delgo», una cinta que contaba con las voces de intérpretes como Jennifer Love Hewitt, Val Kilmer o Burt Reynolds, se narraba la historia de un grupo de amigos que debían unir sus fuerzas para salvar al mágico mundo en el que vivían de la destrucción. Los productores de la película no escatimaron medios para convertirla en un gran éxito, pero la respuesta del público a esta rocambolesca historia distó mucho de ser la esperada, con un paupérrimo promedio de espectadores por sala durante las semanas en las que fue exhibida.

Convertirse en uno de los peores estrenos de la historia era la única «hazaña» por la que hasta ahora se recordaba al filme, hasta que apareció James Cameron para mostrar al mundo «Avatar», su regreso a la primera línea e la actualidad cinematográfica después de que hace más de diez años cautivase los corazones de medio mundo con «Titanic».

Hasta ahora, el realizador se ha defendido de las críticas que hablan de un supuesto plagio afirmando que él llevaba trabajando en «Avatar» desde los años noventa, si bien la producción del film no comenzó oficialmente hasta 2006. Unas palabras a las que los responsables de Fathom Studios se han apresurado a responer señalando que los primeros bocetos de su cinta vieron la luz en 1998. Ahora todo podría quedar en manos de los tribunales.