ES NOTICIA EN ABC

Los hermanos Almodóvar vuelven a la Academia

Álex de la Iglesia lo considera «un bonito regalo de despedida» y afirma que el mérito es de Pedro, que «se ha dado cuenta que la institución es un sitio estupendo donde debe estar»

Los hermanos Almodóvar vuelven a la Academia
Pedro Almodóvar, durante su aparición en los Goya de 2010 - EFE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Los hermanos Almodóvar, Agustín y Pedro, han solicitado su reingreso en la Academia de Cine en la Junta Directiva que se ha celebrado esta misma mañana en la sede de la institución, según han confirmado a ABC fuentes de la Academia y de la productora El Deseo. Pese a que lo han pedido, no podrán votar en las elecciones del próximo domingo pare elegir presidente, ya que el censo se cerró el pasado lunes.

La vuelta de los Almodóvar a la Academia de Cine español ha sido uno de los objetivos de la presidencia de Álex de la Iglesia (de hecho logró que el cineasta manchego regresara a la ceremonia de los Goya en la edición de 2010), que ha manifestado su satisfacción a este periódico nada más conocer la noticia: «Es un bonito regalo de despedida, pero no es mérito mío porque, aunque he sido bastante pesado, yo creo que él mismo ha decidido que la Academia es un lugar estupendo en el que Almodóvar debe estar. Es un gran detalle, todo un regalo que endulza mi despedida», ha concluido por teléfono desde Bruselas.

Sus motivos

Los hermanos Almodóvar anunciaron en diciembre de 2004 su desacuerdo con el sistema de votación y con otras reglas que rigen el funcionamiento de la Academia, como la falta de información que existe en el número de participantes que hay en las votaciones para los Premios Goya. Fueron esos los motivos que entonces esgrimieron para justificar su marcha como académicos y su renuncia no estuvo exenta de polémica.

Sean cuales sean las razones que siete años después han motivado su vuelta, Pedro y Agustín Almodóvar serán, como antiguos (y bien ilustres) miembros muy bien recibidos en la Academia... pero recibirán un nuevo número como académicos, ya que para las reglas de la institución no hay apellidos ni trayectorias