ES NOTICIA EN ABC

Albóndigas, burbujas y sopa primordial

JAVIER CORTIJO |
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Si hace un tiempo cualquier comedia que se preciase debía tener grabada a fuego en la nalga una sentencia promocional estilo «La más desopilante desde «Full Monty»», ahora el molde a seguir tiene que incluir «Resacón en Las Vegas» obligatoriamente. Todo sea para que el subgénero de bufonadas testosterónicas olvide la reciente moña llorona a lo Judd Apatow y regrese a sus orígenes tribales: chistes broncos sobre testículos con forma de uva y concursos de aspirar espaguetis por la nariz. El humor inteligente, para los que mordían el polvo de tiza en el colegio.

Así se las gasta esta pieza-revolutum que amalgama material de desguace dispar, desde la screwball clasicorra hasta las charlotadas «youtuberas», aunque su referente argumental más claro sea «Regreso al futuro» (por lo de los amigotes de vuelta a los 80 intentando no pisotear mucho su cochambroso pasado). Franca, pedestre y devota de San Canuto (y Fray Bill Murray), la peliculilla a veces saca los colores a John Cusack, siendo el tremendo Rob Corddry quien se mueve como gorrino en el barro. Ojo también a Chevy Chase, que logra su highlight personal desde aquel clip tan gracioso con Paul Simon. En suma, un chorrazo de burbujas en dirección al perineo que dar gustirrinín sí que da a ratos, no nos engañemos.