ES NOTICIA EN ABC

La actriz Faye Dunaway pisa la alfombra roja de la Mostra

Maribel Verdú y Faye Dunaway, de 63 años, ayer en el Ayuntamiento de Valencia
TEXTO: MARTA MOREIRA. FOTO: MIKEL PONCE/
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico


VALENCIA. La XXV edición de la Mostra de Valencia/Cinema del Mediterrani arrancó ayer con el homenaje a Maribel Verdú, el actor Tony Leblanc y el veterano productor y escenógrafo valenciano Francisco Canet. La actriz Faye Dunaway aseguró el empaque inaugural. La presencia de la actriz norteamericana Faye Dunaway desempeñó con acierto la función de realzar los actos de inauguración de la Mostra de Valencia/Cinema del Mediterrani, que este año cumple veinticinco años. Vestida de riguroso blanco y con favorecedoras gafas oscuras, subía las escaleras del consistorio valenciano la traviesa delincuente de «Bonnie and Clyde», la ambiciosa periodista de «Network», la muñeca de los mil modelitos «sixties» en «El secreto de Thomas Crown». Como ya recordó en su día la visita al certamen de Ornella Muti, Lauren Bacall y Sofía Loren, uno no puede sustraerse al deslumbramiento que producen los mitos añejos bien conservados.

Así daba comienzo ayer la celebración de la XXV edición del certamen valenciano, con la tradicional visita al ayuntamiento, donde su alcaldesa, Rita Barberá, impuso el Escudo de Oro de la ciudad a sus invitados. En esta edición, junto a Faye Dunaway se alineaba la actriz Maribel Verdú ,(agraciada con la Mostra de Oro), el productor y escenógrafo valenciano Francisco Canet -a quien se debe la producción de «Bienvenido Mister Marshall» o «Viridiana»-, que fue distinguido con el premio Toda una Vida Valenciana, y Antonio Fernández, en representación de su padre, el actor Tony Leblanc, a quien se rendía homenaje con la concesión de la Mostra de Honor.

Una trayectoria joven pero prolija

Durante el obligado balance a que obligaba su homenaje, la actriz madrileña Maribel Verdú habló de su predilección por los personajes tragi-cómicos -en la línea del que interpretó en «Carreteras secundarias»-, y desdeñó la idea de lanzarse a la dirección o al mercado americano, del que dice no haber recibido un sólo guión interesante entre el aluvión de ofertas que siguió a su papel en la producción mexicana «Y tu mamá también». A bote pronto, las películas que han cristalizado lo mejor de su trayectoria, de casi 21 años, son para ella «Huevos de oro», de Bigas Luna, «La buena estrella» y, como era de esperar, «Amantes», de Vicente Aranda, que consolidaría su nombre en el panorama cinematográfico español. Verdú deslizó también una declaración de principios: «Prefiero hacer películas un poco «chunguillas» pero dignas y con un equipo divertido, que una obra maestra en cuyo rodaje vaya a pasarlo fatal, como me ha ocurrido».

Al contrario que su joven colega española, Faye Dunaway siente la llamada del siguiente escalón profesional, la dirección. Sin embargo, la actriz -que presentó también en Valencia su último filme, «Jennifer´s shadow»- pasó de puntillas sobre los detalles de su primer proyecto como realizadora, que dará comienzo en octubre.

Una actriz privilegiada

Demasiadas preguntas y poco tiempo para formularlas. En la vasta filmografía de Dunaway figuran películas a quienes se reserva un lugar privilegiado en los anales del cine. Por extensión, ha trabajado con algunos de los mejores actores y directores de la historia reciente. Difícil -y poco necesario- decantarse por alguno de ellos, pero la actriz sale al paso de la pregunta recordando a Jack Nicholson -su partenaire en «Chinatown», de Roman Polanski-, Steve McQueen -«El misterio de Thomas Crown», y el recientemente desaparecido Marlon Brando, con quien trabajó en «Don Juan de Marco» en 1995. La actriz recordó a Brando como uno de los intérpretes más importantes de todos los tiempos: «Muchos grandes actores de hoy aprendieron de él. Era un hombre con mucha fantasía e ideas. Un genio», dijo.

La apretada agenda de actos inaugurales finalizó por la noche en el Teatro Principal de Valencia. La gala, que pudo seguirse en diferido desde la playa de la Malvarrosa a través de una pantalla gigante, estuvo conducida por Paula Vázquez y Josep Ángel Pansoda. Constaban en la lista de invitados Enrique San Francisco, Pedro Piqueras, Amparo Larrañaga y Luis Merlo, entre otros. Pero obviamente, todos esperaban ver cómo le sentaba la puesta de largo a Faye Dunaway.