La obra Basurama, de Dagoberto Rodríguez, expuesta frente al Palacio de Cibeles
La obra Basurama, de Dagoberto Rodríguez, expuesta frente al Palacio de Cibeles - Ayuntamiento de Madrid

La soledad vista en el espejo

CentroCentro acoge hasta el 27 de enero La No Comunidad, una muestra para combatir el desarraigo vigente en la sociedad

MadridActualizado:

Vivir en soledad no resulta siquiera una opción para un sector de la población que, por unas desavenencias u otras, se ve abocado a consumir su tiempo sin más compañía que la suya propia. Bajo este prisma, cerca de sesenta artistas nacionales e internacionales dan forma a La No Comunidad, una retrospectiva de artes plásticas que llega hoy al espacio de CentroCentro Cibeles para abordar la ruptura del vínculo colectivo en la sociedad actual. La muestra, comisariada por Blanca de la Torre y Ricardo Ramón Jané, permanecerá abierta hasta el próximo 27 de enero.

Dividida en seis apartados (Gabinete Central de Espejos y Retratos; Ciudad Contemporánea; Inmigración, Género e Identidad; Periferia; Edades de la Soledad y Obras Específicas), la exposición se enmarca dentro un plan pionero del Ayuntamiento para luchar contra la soledad no deseada, denominado «Madrid te acompaña». A partir del cuestionamiento de la idea de comunidad, La No Comunidad busca enseñar a los visitantes una mirada poliédrica del desarraigo.

El Gabinete Central de Espejos y Retratos plantea un recorrido reversible donde el espejo obliga al espectador a formar parte de la misma y el autorretrato opera como una suerte de réplica creada por el propio artista. Incluye trabajos con espejos de destacados artistas como Pilar Albarracín, Rafael Lozano-Hemmer, Mona Hatoum o Marina Núñez, que dialogan en la sala con una serie de retratos y autorretratos de Alberto García-Alix, John Coplans, Miguel Ángel Gaüeca, Luis Gordillo y Cindy Sherman, entre otros autores.

En cualquier rincón del globo

A través de dispares personajes, desde vagabundos e indigentes a diferentes clases de «outsiders» o comunidades marginales, la Ciudad Contemporánea evidencia el impacto de la soledad en el mundo actual. Ejemplos de ello son la serie «American Night», de Paul Graham, que reflexiona sobre la fractura del sueño americano; o la incomunicación y deshumanización reflejadas en el vídeo de Antonia Wright, «Are you OK?», resultado de una serie de performances -en las que la artista llora en plena calle para captar la atención del viandante- efectuadas en La Habana, París y Nueva York.

En Inmigración, Género e Identidad, el artista Jürgen Klauke Transformer explora estereotipos asociados a la masculinidad; mientras que problemas como el heteropatriarcado, presente en la fotografía de Eva Lootz, -donde una mujer va tejiendo la propia indumentaria que viste-; o, la difícil situación de la mujer en la sociedad islámica, dibujada en los relatos de Shirin Neshat, son otras de las tesituras abordadas.

El concepto de Periferia se sitúa como la soledad del «afuera», cuyo abanico abarca desde el abandono de lo rural, hasta entornos aislados como el espacio y el mar. Edades de la Soledad, por su parte, aúna la problemática diseccionada a lo largo de la vida, ya sea por medio de la inquietud nocturna del niño de Anthony Goicolea o la edad atravesada por la enfermedad, que se evoca en la escultura de Pepe Espaliú. El viaje se completa con las Obras Específicas de artistas que, de un modo u otro, ofrecen al público soluciones y miradas alternativas ante un mal endémico que la realidad actual no siempre es capaz de mostrar.