La Plaza Mayor, ayer
La Plaza Mayor, ayer - ISABEL PERMUY

La Plaza Mayor se rinde ante las letras

La Feria del Libro de Otoño nace junto a Felipe III por el IVcentenario del enclave

MadridActualizado:

Litros y litros de tinta desembocan en la Plaza Mayor desde este fin de semana dando vida a la I Feria del Libro de Otoño de Madrid. El IV centenario de este emblemático enclave vuelve a convertir la plaza en cita ineludible hasta el 5 de noviembre. Más 100 editoriales y 60 librerías exponen las últimas propuestas del mercado literario, poniendo el acento en la edición madrileña. No faltará en este escenario, que sueña con convertirse en punto de encuentro anual de referencia, la presencia de grandes escritores de la talla de Javier Marías, Lorenzo Silva, Juan Cruz, Inma Chacón o Javier Reverte, predispuestos a firmar sus obras más recientes y atender a su público. También se presentarán libros, se realizarán lecturas públicas y se impartirán talleres, todo ello en horario de 11.30 a 20 horas.

En la programación destaca un encuentro de editores de suplementos de cultura, la presentación de la antología de novela negra «Madrid Negro», la lectura pública «Leer nos sienta de muerte» y cuentacuentos.

Tributo al mercado

Paralelamente, este fin de semana se rinde tributo al mercado que fue la Plaza Mayor con un «mercado de palabras», que tendrá lugar de 12.30 a 18 horas. Se trata de una actividad lúdica y participativa donde está invitado el público familiar (recomendada para niños a partir de 6 años y adultos) para poner de relieve el valor de la palabra, su potencial para vivificar la vida pública, transmitir emociones, provocar la risa, crear sorpresas, construir relatos o simplemente jugar con sus sonidos. Si las palabras y sus posibilidades son la parte central de esta actividad, su otro eje es la Plaza Mayor: los juegos estarán vinculados con anécdotas, curiosidades y elementos históricos relacionados con el entorno.

El IV centenario de la Plaza Mayor despide sus grandes eventos este año con la feria, organizada por el Ayuntamiento de Madrid junto con el Gremio de Libreros y la Asociación de Editores de Madrid. En enero regresará la última instalación del programa Cuatro Estaciones, del que formaba parte la actuación que llenó de césped el paraje o el evento de Waterlight que la transformó en un museo de arte urbano. Desde el Ayuntamiento madrileño alientan afirmando que será «muy potente». La intervención, hasta entonces, será un secreto.