Uno de los carteles expuestos
Uno de los carteles expuestos - ABC

La cartelería de Toulouse-Lautrec, al completo por primera vez en Madrid

La Fundación Canal exhibe las 33 pinturas del autor en la muestra «Los placeres del Belle Époque»

MadridActualizado:

Si un artista tiene el deber de reflejar la realidad que le ha tocado vivir, Henri de Touluse-Lautrec lo cumplió con sobresaliente. La totalidad de los carteles creados por el pintor francés se mostrará por primera vez en Madrid desde el próximo febrero en una exposición organizada por la Fundación Canal bajo el título «Toulouse-Lautrec y los placeres del Belle Époque».

Se trata de los 33 carteles realizados por el pintor postimpresionista en los que retrató la efervescente vida del París de finales del siglo XIX, y que podrán verse desde el 8 de febrero hasta el 6 de mayo. Las obras expuestas proceden del Museo de Ixelles, en Bélgica, que posee una de las dos únicas colecciones completas de carteles de Toulouse-Lautrec existentes en el mundo junto con la de la Bibliotheque National de París.

La exposición presenta una óptica novedosa tanto a la hora de aproximarse a la obra del pintor francés, como en el reflejo de su época, mostrando las novedades que supuso la denominada «Belle Époque» no solo en las artes, sino también el cambio de mentalidad y los placeres que ofrecía la «vida moderna».

Piezas míticas

Entre los carteles expuestos hay obras que han pasado al imaginario popular y se han convertido en piezas de decoración en medio mundo, como el de «Aristide Bruan dans son cabaret»; un cantante, comediante y artista de cabaret de Montmatre que se convirtió en uno de los grandes amigos del artista. También puede verse el célebre «Le Chat Noir», nombre del local de cabaret más famoso de la época, o los dedicados a «Jane Avril» (la favorita de Toulouse-Lautrec) y «La Golue», pósters que servían como publicidad para las apariciones de las bailarinas de cancán en el Moulin Rouge.

Entre otras piezas de la exhibición está la titulada, «Reine de Joie», que muestra a un banquero entretenido por una bailarina y que inspiró la novela del mismo nombre («Reina de la alegría»). También se incluye «May Milton», cartel que le encargó la artista inglesa del mismo nombre (bailarina y cantante) con motivo de una «tournée» por Estados Unidos. Otro de los carteles más conocidos de la exposición es «Confetti»», encargado por la fábrica de caramelos J.& E. Bella, con Jeanne Grenier como protagonista.

El director del periódico «Dépêche de Toulouse», Arthur Huc, también contó con los servicios de Toulouse-Lautrec para la realizacion de una litografía publicitaria («Le Tocsin, La campana de alarma») para la novela «Le Tocsin» de Jules de Gastyne, publicada en entregas por el rotativo. También diseñó un cartel publicitario para la revista literaria norteamericana «The Chap Book», eligiendo como ambiente el local regentado por Reynolds, el «Irish and American Bar», y otro cartel para la presentación de la «Troupe de Mademoiselle Eglantine» en Londres («La troupe de Mlle. Eglantine»).

Tampoco falta la mítica pintura «La pasajera del 54», inspirado en una mujer que el artista no pudo dejar de contemplar en la cubierta del carguero «Chili», durante un viaje por mar para visitar a su madre.

Los carteles de Toulouse-Lautrec y sus coetáneos reflejan que la Belle Époque fue un periodo de innovaciones de tal forma que, a través de las obras expuestas, se descubren los placeres de la noche parisina, como el cabaret y el «can can», y de la escena cultural y artística. La muestra, comisariada por Claire Leblanc, también incluye más de 30 pinturas realizadas por autores como Alphonse Mucha, Jules Cheret o Theophile-Alexandre Steinlen, entre otros. Puede visitarse con entrada libre todos los días (laborables y festivos, en horario de 11 a 20 horas (miércoles hasta las 15 horas).