Cartel promocional de Adagio para el sábado 8 de junio

La música electrónica desembarca en el corazón financiero de Madrid

Seis Djs pasarán este sábado por la cabina de la discoteca Nazca para dar vida a la fiesta Adagio

MadridActualizado:

La discoteca Nazca (Orense, 24) acoge este sábado 8 de junio un evento muy especial. En pleno corazón financiero de Madrid, seis Djs pasarán por cabina para dar vida a Adagio, un concepto de ocio que vuelve a los orígenes de las fiestas de música House de los años 90 y 2000 donde lo más importante era que la gente bailara y se divirtiera. Bajo la batuta de Freeman, que cerrará la noche acompañado de M. Castejón (y su saxo), el espectáculo contará también con las actuaciones de Santy García, Luis A, Marinah, Raúl & Javier Sebastián y Paris Dj.

«Adagio es diversión, alegría, buen rollo y mucho baile», define Freeman, con una larga trayectoria en este tipo de eventos: «Desde el año 2001 llevamos dando guerra por Madrid y muchas ciudades de España. Hemos tenido residencia mensual en Fabrik durante siete años, en las carpas, además de pasar por las mejores salas como La Riviera, Joy Eslava, Sala Publico, Pirandelo y multitud de festivales».

Por ello, considera esencial que una zona como la de Nuevos Ministerios cuente de forma periódica con una fiesta de música electrónica. «En la temporada 2017-2018 ya fuimos residentes mensuales en Nazca con bastante éxito de público y crítica. Le damos al público madrileño autenticidad, algo que actualmente la escena no tiene», asegura, confiado en la buena acogida que tendrá Adagio este nuevo curso: «Mucha gente quiere bailar House, pero actualmente no hay salas y fiestas que lo ofrezcan. Por eso es necesario algo como Adagio en Madrid».

Desde primera hora de la noche y hasta las 6 de la mañana, la música electrónica no dejará de sonar en una de las salas más consolidadas de la capital. «Será una fiesta original y distinta porque no hay muchos espectáculos de música House. En Madrid casi todo es Techno», señala Paris Dj, el artista encargado en esta ocasión de abrir Adagio. «Nosotros hacemos esto porque nos gusta la música, no para ganar dinero. Por eso vamos a intentar hacerlo lo mejor posible y que la gente escuche algo diferente», remarca.