La vuelta al mundo en 80 platos, sin salir de Madrid

La amplia oferta gastronómica madrileña permite conocer especialidades culinarias de casi todo el mundo sin necesidad de abandonar la capital

MADRIDActualizado:123456789101112131415161718192021
  1. Don Giovanni, Italia

    Andrea Tumbarello, chef y propietario de Don Giovanni
    Andrea Tumbarello, chef y propietario de Don Giovanni - MAYA BALANYÁ

    Don Giovanni es uno de los referentes de la gastronomía italiana en Madrid. El artífice es Andrea Tumbarello, un extrovertido y peculiar economista siciliano que abandonó su profesión para dedicarse, casi por casualidad, a la cocina. La gran especialidad de este restaurante es la pasta, probablemente la mejor de Madrid, que se hace al momento y de la que se ofrecen más de 70 variedades en la carta. En temporada, la trufa blanca se convierte en protagonista de muchos platos. Tampoco hay que perderse las pizzas. Como complemento, una buena bodega de vinos italianos y una amplia variedad de grappas.

    Espagueti a la carbonara: La carbonara de esta casa, elaborada a la manera tradicional, sin nata y acabada en la mesa a la vista del cliente, es un auténtico lujo.

    Burrata con tomate picante: Tumbarello fue uno de los primeros en traer a Madrid este queso fresco de leche de vaca. Lo acompaña con una salsa de tomate picante.

    Pizza de trufa negra: Las pizzas están entre las mejores de Madrid. En temporada de trufa negra prepara unas mini sobre las que ralla con generosidad ese tubérculo.

    Chef: Andrea Tumbarello. Dirección: Reina Cristina, 23 (posterior). Teléfono: 91 434 83 38 Precio medio: 40 euros

  2. Mercato Ballaró, Italia

    Mercato Ballaró, Italia
    Mercato Ballaró, Italia - ABC

    Angelo estuvo once años al frente de La Taverna Siciliana y tras su cierre, a finales de 2010 abrió este nuevo local cuyo nombre hace referencia al mercado más antiguo de Palermo. Una declaración de intenciones ya que ofrece platos de su tierra, de raíz popular. Mercato Ballaró se divide en dos plantas bien diferenciadas. Informal la de abajo, con una gran barra, mesas altas y bajas y una oferta de tapas y raciones inspiradas en el recetario tradicional de Palermo. En la superior, una zona más formal, con carta en función de los productos de temporada y en la que predominan los platos marineros.

    Guiso de pulpo con pan de ajo y harissa: Tradicional guiso marinero siciliano con el pulpo como ingrediente básico, bien picante y especiado.

    Linguine carbonara: hacen una peculiar versión de la carbonara, incorporando espárragos verdes además de papada de cerdo negro y crema de trufa negra.

    Mascella di vitello del Borgo Vecchio: Un plato de Palermo, ciudad natal del cocinero y propietario. Se trata de una carrillada de ternera guisada con guisantes y hierbabuena.

    Cocinero-propietario: Angelo Marino. Dirección: Sta. Engracia, 24. Teléfono: 91 308 49 66. Precio: 35 euros.

  3. Don Lisander, Italia

    Pasta en el restaurante Don Lisander, en Madrid
    Pasta en el restaurante Don Lisander, en Madrid - ABC

    En un local con aspecto modesto, con aires de trattoria italiana, se preparan algunas de las mejores pizzas de Madrid. Cerca de una treintena se ofrecen en la carta de Don Lisander, todas con precios muy asequibles. Pizzas que van desde las más clásicas como la margarita, la marinera o la napolitana, hasta otras originales y divertidas como la de calamares a la romana, la de huevos de codorniz con patatas o la de pollo ahumado, manzana y curry. La otra gran especialidad de la casa es la pasta, casera y elaborada a mano con la única excepción de los penne. La salsa de tomate que la acompaña se elabora siguiendo la tradición italiana.

    Espaguetis «al pommodoro y basilisco»: La pasta fresca se elabora a mano en el restaurante. Destacan las preparaciones de espaguetis, sobre todo con tomate, albahaca y parmesano.

    Pizza: Cerca de treinta diferentes se ofrecen en la carta de Don Lisander, elaboradas a la manera tradicional, con una masa impecable. Prueben las más tradicionales.

    Risotto: La tercera pata de esta casa son los risotto, que se elaboran al momento. Especialmente bueno el que se hace con queso gorgonzola.

    Cocinero-propietario: Gonzalo Vernacci. Dirección: Infanta Mercedes, 92. Teléfono: 91 570 92 90. Precio medio: 30 euros

  4. Atelier Belge, Bélgica

    Cazuela de mejillones cocidos
    Cazuela de mejillones cocidos - ABC

    Etienne Bastaits acierta con una combinación de platos tradicionales belgas con guiños más modernos, siempre inspirados en el recetario o en los productos del país centroeuropeo. Como el cocinero posee una gran técnica y además es muy minucioso en los detalles, el resultado es muy bueno. Platos populares puestos al día, sin renunciar a las cremas, natas y mantequillas imprescindibles en aquella cocina pero cuya presencia se suaviza para aligerarlos. Cocina sólida, sabrosa, con buen producto y elaborada al momento. Desde las cazuelas de mejillones hasta el codillo confitado en cerveza o el steak tartar.

    Cazuela de mejillones cocidos: Se ofrecen en seis versiones. La más tradicional es la de mejillones a la marinera, con mantequilla, cebolla y apio.

    Raya a la mantequilla negra: Cada vez es más difícil encontrar en nuestros restaurantes este pescado y esta preparación clásica con alcaparras y puré de patata.

    Steak tartar: Con la carne bien cortada a mano y un aliño muy potente rinde homenaje a Julio Cortázar, el escritor argentino nacido en Bruselas.

    Cocinero-propietario: Etienne Bastaits. Dirección: Bretón de los Herreros, 39. Teléfono: 91 559 75 03. Precio: 45 euros.

  5. Lafayette, Francia

    Sala del restaurante Lafayette de Madrid
    Sala del restaurante Lafayette de Madrid - ABC

    Uno de los escasos representantes de la cocina francesa en Madrid. El trabajo de sus dos propietarios, Sebastien Leparoux en la sala y al frente de la excelente bodega, y Vincent Huber en la cocina, ha dado como resultado uno de esos sitios que enriquecen la oferta gastronómica de la capital de España. En la breve carta, que se completa con platos del día, encontramos la sopa de cebolla gratinada, clásico entre los clásicos; la espléndida crema de berros y ancas de rana; o el impecable foie gras mi cuit con especias. Bodega perfectamente seleccionada por Sebastien, con muchos vinos franceses poco habituales.

    Foie gras mi-cuit: Un emblema de la buena cocina francesa. Vincent Huber lo prepara escabechado y acompañado con un ligero brioche de higos..

    Sopa bullabesa: Contundente y estupenda la versión que hacen en este restaurante de la tradicional sopa de pescado de la zona de Marsella.

    Crepes Suzette: En un restaurante de cocina clásica francesa no podía faltar el más clásico de los postres. En Lafayette no las hacen en la sala pero están igual de ricas.

    Cocinero: Vincent Huber. Dirección: Rages, s/n. Las Tablas. Teléfono: 91 260 69 12. Precio medio: 65 euros

  6. Tras os montes, Portugal

    Ensalada de pimientos de Tras os Montes, en Madrid
    Ensalada de pimientos de Tras os Montes, en Madrid - ABC

    José Alves y su esposa María Graça da Eira llevan muchos años dedicados a la hostelería en Madrid. Primero fue un modesto local, Don Sol, pequeña casa de comidas donde lograron un gran éxito con sus bacalaos a la portuguesa que elaboraba María Graça. Más tarde dieron un paso adelante con la apertura de un local en el norte de Madrid, muy cerca de Mirasierra, al que llamaron Tras os Montes. Su carta se basa en la oferta de bacalaos. Hasta doce diferentes, desde la ensalada de bacalao con pimientos hasta los más contundentes como el que se prepara en hojaldre con salsa de pimientos, siempre en raciones muy abundantes. En todos los casos se emplean bacalaos curados al estilo español.

    Caldo verde: Muy similar al gallego, es un caldo reconstituyente muy adecuado para los días de invierno que se hace con col verde y «chouriço» ahumado.

    Bacalao dourado: De las muchas recetas de bacalao que hay en Portugal esta es una de las más populares. Hecho en un delicado revuelto de huevos de corral con patatas paja.

    Lulas de la casa: No todo es bacalao. En Tras Os Montes están muy ricos estos chipirones rellenos y guisados en salsa que se acompañan con habitas y jamón.

    Propietario: José Luis Alves. Dirección: Senda del Infante, 28. Teléfono: 91 376 57 27. Precio medio: 45 euros.

  7. New York Burger, EE.UU.

    Sala del restaurante New York Burguer, en Madrid
    Sala del restaurante New York Burguer, en Madrid - ABC

    New York Burger llegó hace seis años a Madrid de la mano de Óscar Colmenares, en un local de la calle General Yagüe, aunque posteriormente ha abierto otros dos en la Castellana y en la calle Recoletos. Su objetivo es «conseguir la excelencia en algo tan sencillo como la hamburguesa». Y lo logran. Elaboradas con buena carne de cebón, picada a mano, y hechas en la parrilla de carbón sin apenas grasa y cuidando mucho los puntos. Se ofrecen en 16 variedades, desde la más clásica, simplemente con lechuga, tomate y cebolla confitada, hasta las más sofisticadas. Además se puede elegir tamaño: 160, 250, 350 y 500 gramos. El resto de la oferta es más convencional, aunque correcta: alitas de pollo, jalapeños rellenos de queso, palitos de mozzarella, aros de cebolla o las tradicionales costillas con salsa barbacoa. Postres al estilo neoyorquino como brownie o cheese cake.

    Una hamburguesa: Su mejor especialidad es la llamada Bronx, con queso cheddar, guacamole, bacón crujiente, tomate y cebolla roja. Se puede elegir el tipo de pan y la guarnición.

    Propietario: Óscar Colmenares. Dirección: Paseo de la Castellana, 89; Recoletos, 4; Calle Gral. Yague, 5; Calle Miguel Ángel, 16. Precio medio: 20 euros.

  8. Alfredo's Barbacoa, EE.UU.

    Hamburguesa Alfredo's
    Hamburguesa Alfredo's - ABC

    Alfredo Grados trabajó de joven con su padre en un restaurantito del Bronx de Nueva York, junto al Yankee Stadium. Tras regresar a Madrid, en 1981 abrió el primer Alfredo´s Barbacoa en la calle Lagasca para preparar carnes asadas con una peculiar salsa barbacoa, ensaladas de col y unas hamburguesas que siguen siendo hoy día las mejores que se pueden tomar en Madrid. Todas hechas a la parrilla con carne de cebón gallego, nunca carne congelada, picada a diario, con un punto perfecto y en dos tamaños: 160 y 250 gramos. Más tarde llegaron los otros dos locales, uno en Juan Hurtado de Mendoza y el último en Conde Aranda. En los tres se mantienen las recetas de hace 35 años, sin apenas cambios. Además de las hamburguesas, alitas de pollo, costillas de cerdo y otros clásicos norteamericanos. Cuentan también con una carta sin gluten.

    Una hamburguesa: Aunque se pueden elegir varios ingredientes, la mejor es la que lleva bacon, queso y salsa barbacoa, acompañada con patatas fritas y ensalada de col.

    Propietario: Alfredo Grados. Dirección: Lagasca, 5; y calle Juan Hurtado de Mendoza, 11. Teléfono: 91 576 62 71. Precio medio: 20 euros

  9. La Gamella, EE.UU.

    Restaurante La Gamella de Madrid
    Restaurante La Gamella de Madrid - ABC

    Cerca de treinta años ofreciendo una peculiar mezcla de cocina estadounidense y mediterránea en un espacio muy acogedor. Decoración alegre y actual y un amable servicio de sala para una oferta gastronómica en la que sobresalen las propuestas más ceñidas a Norteamérica. Producto de temporada, seleccionado con mimo, desde la cecina de vaca hasta la ternera de la Sierra del Guadarrama. En La Gamella hay cuatro grandes especialidades: la ensalada César; las hamburguesas de buey a la parrilla, que están entre las mejores de Madrid, y el steak tartare, en el que la carne se aliña, además de los ingredientes tradicionales, con unas gotas de bourbon Jack Daniels. EsEnsalada César: En La Gamella hacen muy bien esta ensalada tan popular, que tiene como ingredientes básicos lechuga, picatostes y pollo.

    Steak tartar: al estilo tradicional, con ternera, pero hay que probar el que elaboran marinando la carne con unas gotas de Jack Daniels.

    Hamburguesa americana: De carne de buey hecha a la parrilla, con su correspondiente cebolla, queso, patatas fritas y ensalada.

    Cocinero: Fernando Legido. Dirección: Alfonso XII, 4. Teléfono: 91 532 45 09. Precio medio: 35 euros.

  10. Punto MX, México

    Punto MX, en Madrid
    Punto MX, en Madrid - ABC

    El mejor restaurante mexicano fuera de México, Punto MX ha ido evolucionando desde su apertura desde la cocina más tradicional mexicana hacia un concepto más elaborado, más personal, que no renuncia a la tradición, ni a los sabores de México, ni a sus ingredientes. Ruiz se ha mostrado como un chef imaginativo, buen conocedor de lo que se cuece hoy en día en Europa, y ha sabido adaptar el mejor producto español al recetario de su país sin renunciar nunca a la autenticidad y frescura de los ingredientes y de los sabores. Pese a su éxito, Ruiz no se duerme en los laureles y crea continuamente nuevos platos en los que combina ingredientes españoles con otros de su país.

    Guacamole: Una entrada imprescindible. Un camarero lo prepara en la mesa, a la vista del cliente y dándole a elegir el punto deseado.

    Tacos de tuétano a la brasa: Tumbarello fue uno de los primeros en traer a Madrid este queso fresco de leche de vaca.

    Aguachile de lomo de res: En Punto MX los aguachiles se hacen con carne, salsa de ajos asados y tostadas.

    Cocinero: Roberto Ruiz. Dirección: Gral Pardiñas, 40. Teléfono: 91 402 22 26. Precio medio: 60 euros.

  11. Ronda 14, Perú

    Ronda 14, en Madrid
    Ronda 14, en Madrid - ABC

    El cocinero limeño Mario Céspedes y su socia, la asturiana Conchi Álvarez, abrieron hace un año en Madrid en un local modesto del barrio de Salamanca. En la carta platos de cocina nikkei como el tiradito de corvina a la crema de ají amarillo o el ceviche con puré de boniato y una potente leche de tigre. Están muy logradas las gyozas, empanadillas japonesas fritas, pero lo que mejor funciona son los platos que enlazan con Asturias, bien a través de sus recetas, bien de su producto. Así, la causa de bonito con rocoto, un pimiento picante peruano, y las patatinas rellenas de carne guisada.

    Ceviche de corvina: hecho al estilo tradicional, con una potente leche de tigre y el añadido de puré de boniato y alga wakame.

    Gyozas criollas de ternera y manitas de cerdo: Las gyozas son un tipo de empanadillas japonesas fritas. Las rellenan de ternera y manitas de cerdo.

    Patatinas rellenas de carne guisada: Una receta que une Asturias con Perú. A las tradicionales patatas rellenas asturianas se les da un toque peruano ligeramente picante con una crema de ají amarillo.

    Cocinero: Mario Céspedes. Dirección: Gral Oráa, 25. Teléfono: 91 411 17 30. Precio medio: 30 euros.

  12. El Cacique, Argentina

    Carne argentina a la parrilla en El Cacique, Madrid
    Carne argentina a la parrilla en El Cacique, Madrid - ABC

    El año 1970 cuando Jorge y Pilar Feldman, argentinos, abrían en Madrid un asador al estilo de los de su país con el nombre de El Cacique. No había en la capital demasiados establecimientos dedicados a las carnes a la parrilla y pronto se hicieron con una clientela fiel. Tras la última renovación, apenas nada recuerda a los clientes que El Cacique sigue siendo un asador argentino. Hasta que les presentan la carta, en la que se mantienen las carnes a la brasa como grandes protagonistas, complementadas con elaboraciones argentinas como el chorizo criollo a la brasa con chimichurri y la empanada casera de carne al queso provolone o al empalagoso panqueque de dulce de leche.

    Empanada criolla: muy similares a lo que en España conocemos como empanadillas. Aquí las hacen muy buenas.

    Bife de chorizo: llega a la mesa en su punto exacto, caliente por dentro, bien sellado por fuera, muy jugoso. Se acompañan con patatas fritas o asadas.

    Panqueque de dulce de leche: Un postre para muy golosos, probablemente el más representativo de Argentina. Se sirve con helado y chocolate caliente.

    Propietario: Jorge Feldman. Director: Padre Damián, 47. Teléfono: 91 345 03 03. Precio medio: 45 euros.

  13. Soy, Japón

    Restaurante Soy, en Madrid
    Restaurante Soy, en Madrid - ABC

    Pedro Espina es, con Ricardo Sanz, el mejor sushiman español. De sus estancias en Japón se ha traído impregnada la filosofía de aquel país y la plasma en sus platos. En su pequeño restaurante de la calle Viriato de Madrid, Espina demuestra su destreza y su técnica, que se plasma en unos sushis espléndidos por el punto del arroz; por el corte del pescado; y por la manera de colocarlo. Los ingredientes españoles tienen una destacada presencia: espléndido un sushi de ortiguillas de mar fritas; otro con una anchoa en salazón, aguacate y huevas de pez volador. Hay una carta, pero apenas se utiliza. Lo mejor es dejarse llevar por el cocinero.

    Dobin mushi: Las sopas y caldos tienen un gran protagonismo en la cocina japonesa. Espina prepara este con bonito seco y alga kombu. Magnífico.

    Niguiris: El arroz es clave en un buen niguiri y muy pocos sushiman lo hacen con el nivel del de Pedro Espina. Encima, producto español de calidad.

    Tartar de atún: Excelente el tartar de atún rojo que hace el cocinero, recubierto con huevas de mújol. Se presenta sobre una mayonesa de wasabi.

    Cocinero: Pedro Espina. Dirección: Viriato, 58. Teléfono: 91 445 74 47. Precio medio: 65 euros

  14. Txa Tei, Japón

    Sala del restaurante Txa Tei de Madrid
    Sala del restaurante Txa Tei de Madrid - ABC

    Txa Tei se ha confirmado como una de las alternativas más interesantes de cocina japonesa en Madrid. Probablemente la mejor entre las de precio medio. El mérito es de su cocinero y propietario, el joven Hisato Mori, natural de Osaka, que lleva ya quince años en España. En su tierra natal, donde hay una excelente cocina, se da mucha importancia al sabor natural de los alimentos y eso es lo que aplica este joven maestro. Tanto en los platos más tradicionales como son los sashimis, los sushis o los teriyakis, como con aportaciones propias en las que se refleja la influencia recibida en Madrid. En ambos casos, sabores intensos y elaboraciones equilibradas. Los detalles se cuidan

    Sopa dobin: Rica y potente de sabor. Se sirve en tetera a la manera tradicional. Entre sus ingredientes, setas y pescado que se hierven con el caldo.

    Tempura de carabinero: Un carabinero espectacular por tamaño y calidad, con un ligero rebozado y acompañado con una mayonesa muy suave.

    «Kakuni»: Se trata de una pieza de presa ibérica que se guisa durante cinco horas en una salsa especial con verduras y se acompaña con un caldo de soja.

    Cocinero: Hisato Mori. Dirección: D. Ramón de la Cruz, 49. Teléfono: 91 112 31 83. Precio medio: 40 euros.

  15. Miyama Castellana, Japón

    Restaurante Miyama Castellana, de Madrid
    Restaurante Miyama Castellana, de Madrid - MAYA BALANYÁ

    Local amplio, decorado con gusto minimalista y presidido por una barra para once personas en la que se puede comer contemplando el delicado trabajo de los especialistas mientras cortan el pescado y montan las piezas de sushi y de sashimi. Miyama Castellana tiene una cocina auténtica, con mucha calidad en la materia prima, que busca la intensidad y el equilibrio de los sabores. Lo mejor es ponerse en manos del chef y disfrutar. Ricos sus makis de pescado azul y el especial de atún picante con crujiente de tempura. Entre los niguiris, los de toro, lubina, chicharro o gamba roja, siempre en función del mercado. Además de los sushis y sashimis, una buena oferta de guisos tradicionales japoneses.

    Sukiyaki: caldo hirviendo de soja y mirin con verduras en el que se introducen láminas de carne de wagyu que se hacen al punto que desee el comensal.

    Shabu shabu: el caldo es un dashi de alga kombu y bonito seco en el que también se introducen finas láminas de buey wagyu. Hay una versión con pescado blanco

    Chawanmushi: Se conocen como «mushimono» los platos hechos al vapor. Es popular este en el que se cuaja huevo y se acompaña con marisco, pollo y verduras.

    Cocinero: Junji Odaka. Dirección: Castellana, 45. Teléfono: 91 391 00 268. Precio medio: 65 euros.

  16. Thai Garden 2112, Tailandia

    Thai Garden 2112, en Madrid
    Thai Garden 2112, en Madrid - THAI GARDEN

    Emilio Carcur fue pionero en abrir en Madrid un restaurante tailandés de lujo. Hace dos décadas su Thai Gardens fue toda una revolución en la calle de Jorge Juan. Por diversos motivos tuvo que cerrar allí pero reapareció hace cuatro años en este chalet de Arturo Soria. En la carta platos tailandeses, que permiten una aproximación a esa milenaria cocina aunque acusando una cierta occidentalización, aligerando la potencia original de las elaboraciones para adecuarla al «gusto español». De todas formas, si ustedes quieren sabores auténticos no tienen más que pedirlos. Esta es una cocina para compartir, con la única excepción de las sopas, que merece la pena probar.

    «Poh pia thoot»: Son rollitos primavera que se sirven bien crujientes y que se comen con la mano envueltos en hojas de lechuga con menta fresca y salsa.

    Ensalada de vermicelli: Los vermicelli son unos fideos muy finos, casi transparentes, que se acompañan en el plato con pollo y langostinos.

    Kai Phat Mamuang: Pollo cortado en tiras que se reboza con una salsa de tamarindo, guindilla y albahaca y se saltea luego en el wok con salsa.

    Propietario: Emilio Carcur. Dirección: Arturo Soria, 207. Teléfono: 91 416 97 51. Precio medio: 45 euros.

  17. El Bund, China

    El chef Wei Chen del restaurante El Bund
    El chef Wei Chen del restaurante El Bund - ISABEL PERMUY

    Instalado en un coqueto chalé de una bocacalle de Arturo Soria, su nombre rinde homenaje al conocido barrio de Shangai: El Bund. El más luminoso de los comedores en que se divide el local se abre también a una elegante terraza ajardinada que es uno de los atractivos de esta casa junto a sus razonables precios. Con frecuencia encontramos allí comiendo a numerosos chinos, lo cual es otra señal muy positiva. A ello hay que unir detalles muy cuidados tanto en vajillas como en cristalería, un servicio atento y una bodega bastante completa. En la amplia (quizá demasiado) carta del restaurante encontramos mucha autenticidad. El capítulo más atractivo son los dim sum, elaborados a diario.

    Tendones de ternera en fiambre: La casquería es muy popular en China. Los tendones de ternera se emplean en El Bund para hacer una especie de fiambre.

    Dim sum: Un cocinero llegado de China se ocupa de elaborar a diario la masa para los dim sum. Destacan los jiaozi, a la plancha, rellenos de cerdo y especias.

    Pato crujiente: El pato que hacen en esta casa se presenta asado, con la piel muy crujiente y acompañado con una salsa bastante picante.

    Chef: Wei Chen. Dirección: Arturo Baldasano, 22. Teléfono: 91 115 18 13. Precio medio: 35 euros.

  18. Tilk, India

    Restaurante Tilk de Madrid
    Restaurante Tilk de Madrid - ISABEL PERMUY

    En los restaurantes de cocina extranjera siempre es una buena señal que los frecuenten los miembros de la embajada del país de que se trate. Y resulta que este es el favorito del embajador de la India y del resto del personal a sus órdenes. Por algo será. Sus propietarios, Andrés González y Sonia Karani, ella de origen indio, han apostado por instalar un horno tandoor, traído expresamente de Londres. Por este horno, tan importante en la cocina india, pasan buena parte de los platos de esta casa. La de Tilk es una cocina popular y sencilla, pero bien resuelta. Además, al tomar nota tienen la buena costumbre de preguntar por los puntos de picante deseados por cada cliente.

    Pakoras: Son unos buñuelos de harina de garbanzos que en Tilk hacen con espinacas y especias. Interesante la variante en la que utilizan piparras.

    Tikkas: Brochetas de carne que se marinan en yogur y especias y se hacen en el horno tandoor. Las hay de pollo y de cordero lechal.

    Curries «vindaloo»: Dentro de la oferta de curries, sobresale el «vindaloo» de cordero, con ese punto que hace sudar pero no anestesia la boca.

    Propietaria: Sonia Karani. Dirección: Oruro, 11. Teléfono: 91 752 55 37. Precio medio: 35 euros.

  19. Al Mounia, Marruecos

    Restaurante Al Mounia de Madrid
    Restaurante Al Mounia de Madrid - ABC

    Resulta curioso que una cocina tan próxima a nosotros como la marroquí apenas tenga una digna representación en Madrid. Prácticamente la única excepción es este veterano Al Mounia, al que, abierto en 1968, tan sólo le faltan dos años para cumplir sus bodas de oro. Situado en la calle de Recoletos, el restaurante está decorado con el lujo de los palacios árabes, con artesonados, azulejos y arabescos que hicieron en su momento artesanos llegados desde Marruecos. Mesas bajas con grandes bandejas de cobre. Entre sus especialidades, los cuscús de carne, verdura o pescado; los tajin, guisos especiados de pollo o cordero, o las pastelas de hojaldre. Y de postre los pastelitos acompañados del tradicional té a la menta moruno.

    Cuscús fassi de cordero: Este cuscús es originario de Fez. Trozos de cordero con los granos de sémola, garbanzos, verduras y cebolla confitada.

    Tajine de pollo con almendras: Muy habitual en el norte de África. La base es el pollo, cocinado con diversos ingredientes..

    Pastela farci: La pastela es un plato principal en el que se entremezclan dulce y salado. Un hojaldre relleno de carne de pollo y pichón con almendras.

    Dirección: Recoletos, 5. Teléfono: 91 435 08 28. Precio medio: 55 euros.

  20. Al Fanus, Siria

    Dulces típicos de Siria en Al Fanus
    Dulces típicos de Siria en Al Fanus - ABC

    Uno de los restaurantes de cocina de Oriente Próximo más veteranos de Madrid. Más de veinte años lleva abierto Al Fanús en un modesto local del barrio de Prosperidad decorado con estilo árabe. En su carta, todos los platos tradicionales de la especiada cocina siria, desde la mohamra (crema de pimiento picante con nueces y salsa de granada) hasta el «hummus» (crema de garbanzos) o el refrescante tabulé, ensalada de perejil, tomate y sémola de trigo. Entre los platos principales, las carnes de cordero son las grandes protagonistas, bien en brochetas adobadas a la brasa, bien picada con verduras o bien deshuesada con arroz. También berenjenas con carne de ternera picada y queso. Postres muy dulces, incluidos los tradicionales pastelitos de hojaldre con miel.

    Ensalada de pepino y yogur: Un aperitivo muy refrescante que falta en un restaurante de Oriente Próximo. HEcho con yogur, trozos de pepino, ajo y menta..

    Jaruf Mahchi: plato muy popular, se hace con pierna de cordero asada y deshuesada a la que se añade carne picada de ternera, arroz, piñones y almendra.

    Aish Al-Saraya: Un postre que es como un puding hecho con pan como ingrediente principal, azúcar, canela y vainilla al que se le añade miel, almendras y nata

    Dirección: Pechuán, 6. Teléfono: 91 562 77 18 Precio medio: 35 euros

  21. Du Liban, Líbano

    Restaurante Du Liban de Madrid
    Restaurante Du Liban de Madrid - ABC

    La carta recoge las especialidades más tradicionales de la cocina libanesa, que tiene muchos puntos en común con la de sus países vecinos, aunque con mayor refinamiento. Verduras, legumbres y carnes de pollo y cordero son sus ingredientes principales, siempre con abundancia de especias. Todo al centro de la mesa, para compartir. Se acompaña con el pan de pita, que en Du Liban hacen en un horno a la vista. Los platos se agrupan en tres bloques. El más destacado son los mezze (entremeses) fríos y calientes. En los principales predominan las brochetas de cordero, de pollo o de ternera, acompañadas de crema de ajo. Y los postres, con especial atención a los populares baklava.

    Tabulé: Una ensalada fresca y potente, en la que se combina perejil cortado al momento, tomate, cebolla, y trigo molido, aliñado todo con aceite y limón.

    Meshwi: brochetas de carne, habitualmente de cordero o de ternera, que se sirven sobre pan de pita tostado y recubiertas con diversos ingredientes.

    Baklava: Es el postre tradicional del Líbano. se trata de pastelitos de hojaldre con distintos frutos secos y miel o almíbar.

    Dirección: Estafeta,2 (Plaza de la Moraleja). Teléfono: 91 625 00 72. Precio medio: 40 euros