Xantos, en una imagen de archivo
Xantos, en una imagen de archivo
Entrevista

Xantos: «El amor es espiritualidad»

El reguetonero es la estrella del cartel del Summer Festival de Leganés de la noche del sábado

MadridActualizado:

Hoy se espera que 20.000 asistentes abarroten el recinto ferial de Leganés en el Summer Fest (20 h., entrada libre), una gran fiesta de música latina organizada por la emisora Kebuena, en la que van a participar algunas de las estrellas más importantes de la escena, como Descemer Bueno, Trapical, Thomas the Latin Boy, DCS o Lennis Rodríguez. También actuará el dominicano Xantos, un artista muy influenciado desde joven por pioneros del reguetón como Vico C, Eddie Dee y Tego Calderón, que arrasó hace un par de años con su hit «Báilame despacio» y que ahora regresa a España con un nuevo single que promete batir récords, «El rehén», en colaboración con los colombianos Piso21.

¿Qué tal está yendo esta pequeña gira veraniega?

Muy bien, «yatusabe», el martes estuvimos en Cádiz con Daddy Yankee, y este sábado tengo muchas ganas de actuar en Madrid.

Sus letras son más románticas que explícitas, ¿es así como marcada diferencia?

Es una de las cosas que me diferencian, sí. El amor es lo único que nos mantiene vivos, y eso es algo que refleja mi último lanzamiento, «El rehén». El amor no es sólo sexo. También va de la mano de la espiritualidad, del estilo de vida respetuoso, de las caricias y los besos. Vivimos en una sociedad en la que la juventud va muy rápido, lo quieren todo ya. Pero yo trato de cuidarme de eso y de no ser tan explícito. Quiero hacerles pensar y sentir un poco más.

Tiene varios éxitos, pero sólo ha grabado un disco, hace ya más de dos años. ¿Planea sacar otro?

Estoy en esa pelea con mi disquera. Yo soy vieja escuela y me encanta crear un concepto, un relato que se desarrolle a lo largo del disco. Mi próximo disco se llamará «Flavors», y será más luminoso que el anterior, «Revolucionario». El próximo single de adelanto, el tercero, saldrá en octubre, y tendrá una colaboración con Bebe. El cuarto single se publicará en febrero, y después ya lanzaré el disco completo antes del verano.

Vino a España hace dos años. ¿Está notando un subido fuerte del reguetón?

¡Mucho! Los latinos estamos metidos ya hasta dentro del todo, «yatusabe». Es el nuevo pop, porque si no, ¿por qué vemos a Chayanne o a Luis Fonsi haciendo reguetón? Porque se han dado cuenta de que, ante las cosas tan trágicas que están pasando en el mundo, lo que la gente quiere es bailar, perrear. En España también hay mucho talento urbano, deberían apoyar su talento local. Me gusta mucho Rasel, y Rosalía me encanta. Ella está en otro nivel. Me gusta porque no pierde su cultura, la lleva de la mano de la modernidad. Es… ¡guau! Va a ser una superestrella. Yo lo dije hace tiempo en Puerto Rico y nadie me hacía caso, y ahora todo el mundo habla de ella (risas).

En la música urbana hay muchas colaboraciones. ¿No hay algunas que se hacen más por negocio que por el arte en sí?

Esa crítica la acepto. Puede haber artistas que se odien entre sí, pero si hacen números y ven que puede haber negocio en una colaboración, la harán sin dudar. Por ejemplo, si yo le presento un tema a Daddy Yankee, él no se va a fijar en si el tema es bueno o no, se va a fijar en qué le puedo aportar yo para que él gane. En el reguetón se disfraza mucho la hipocresía y se piensa mucho en el dinero, no tanto en el arte. Pero por otro lado eso mantiene el género muy refrescante, porque se mezclan diferentes sensibilidades musicales.