«Rojo azafrán»: Cuando una despedida puede ser un buen principio

Marta Fuenar y Cayetana Recio dan vida en el Escondite Teatro a dos hermanas muy particulares

MADRIDActualizado:

«Hoy, al fin, Clara está dispuesta a despedirse de su madre para siempre. Para almorzar va a descongelar el último plato de lentejas que le dejó preparadas. Sin embargo su hermana asegura que, en realidad, las cocinó sólo para ella, y se presenta por sorpresa para comer...». Así comienza «Rojo azafrán», una obra ágil y dinámica que, por medio de la sensabilidad, busca dejar un poso de sensaciones en el público.

Bajo el lema «Una despedida puede ser un buen principio», Marta Fuenar y Cayetana Recio dan vida en el Escondite Teatro (calle de los Estudios, 2) a dos hermanas muy particulares. «'Rojo Azafrán' es la historia de la relación de dos hermanas que se sienten fracasadas. Un relato de amor y de odios que cuenta qué se siente al arrepentirse de lo que una vez no dijimos o preguntamos a nuestros seres más queridos», explica su director Diego Sanchidrián Rubio, consciente de que la obra habla acerca del perdón, la reconciliación y los celos. «Pero sobre todo de los que los buenos comienzos son posibles», remarca.

La obra estará en cartel todos los sábados de junio, en tres pases cada día: a las 20:00, 20:30 y 21:00 horas. El precio de las entradas es de 5 euros. La función tiene una duración de 20 minutos y es apta para todos los públicos. El texto original pertenece a Pedro Pablo Picazo.