Olga Llorente
Olga Llorente - ABC

Olga Llorente, ganadora del Desplante Femenino de Las Minas, baila en Casa Patas y Villa Rosa

La bailaora catalana desplegará su arte en los dos tablaos madrileños durante las próximas semanas

Actualizado:

Los tablaos madrileños reciben a la bailaora ganadora de Las Minas. Olga Llorente (28), flamante Desplante Femenino del 59 Festival Internacional de Cante de Las Minas de La Unión, actuará en el clásico Casa Patas (Cañizares, 10) del 16 al 21 de septiembre. Además, en octubre visitará otro templo flamenco, el también histórico Villa Rosa (Plaza de Santa Ana, 15), el tablao más antiguo de Madrid. Previamente, del 2 al 15 de septiembre, regresa a Los Tarantos de su Barcelona natal, el escenario donde inició su trayectoria profesional con apenas 14 años.

Al quedar desierto el Desplante Masculino por decisión del jurado, el Desplante Femenino 2019 enaltece aún más si cabe el protagonismo de las bailaoras en el flamenco moderno. Olga Llorente sucede a Mónica Iglesias, ganadora en 2018 de su primera edición. Belén López, Desplante 2016, fue la última mujer premiada antes de que el trofeo se bifurcara por género.

Desde 1994 el Desplante reconoce a la gran figura emergente del baile flamenco, bailaoras y bailaores que coparán los teatros más famosos del mundo en los próximos años. El Desplante alumbró la carrera de estrellas internacionales como Jesús Carmona (2012), Patricia Guerrero (2007) e Israel Galván (1996). La también coreógrafa Olga Llorente invertirá sus 6.000 euros de premio en los preparativos de su primera producción propia, que estrenará a primeros de 2020. Actualmente, asesora a Nacho Cano en las coreografías flamencas de su nuevo musical.

La noche del 10 de agosto se emocionaba al recoger su estatuilla en el Antiguo Mercado Público de La Unión, La Catedral del Cante. Durante la final embrujó a público y jurado bailando con mantón por Caracoles, palo en desuso que se remonta a los pregones de las caracoleras por las calles gaditanas del XIX. «Tiene un punto de alegría, a diferencia de la trágica seguiriya que había bailado en la semifinal», explica Olga Llorente. La sevillana Paula Comitre fue la otra finalista.

Olga Llorente bailó su seguiriya con torera y pantalón, homenaje a su principal fuente de inspiración, salvaje y racial, mujer legendaria del flamenco, Carmen Amaya. «Admiro su poderosa personalidad», apunta sobre una bailaora universal también nacida en Barcelona (1918). Mientras que la crítica elogia su «rabia contenida», Olga Llorente define su estilo como «emocional a la vez que elegante», abierto a las influencias de bailaoras y bailaores: «de unas y otros recojo el pedacito que me llene». Entre ellas, destaca a Juana Maya, Eva Yerbabuena y Mª del Mar Martínez.

Flamenco catalán

En Casa Patas Olga Llorente actuará junto a otros dos exponentes del nuevo baile flamenco, el cordobés José Jurado y otra barcelonesa, Isabel Rodríguez. Les acompañarán al cante Juan de Mairena y José del Calli. A la guitarra, Víctor ‘El Tomate’ y Jesús Núñez. Funciones de lunes a jueves (22:30) y viernes y sábado (20:30 y 22:30).

Formada en la prestigiosa escuela de La Tani en Barcelona, Olga Llorente pertenece a una brillante generación del flamenco catalán. No en vano, éste año su amigo el cantaor barcelonés Matias López Expósito ‘El Mati’ ganó la Lámpara Minera de La Unión. Aunque reside en Madrid desde 2013 y completó su formación en la escuela de Pilar Domínguez, Olga Llorente hereda de aquellos años la vena barcelonesa, caracterizada por el mestizaje artístico y cultural.

Durante las últimas décadas la mujer ha recuperado el protagonismo que le corresponde en un arte cuya evolución ha venido limitada por estrictos códigos machistas. Hasta los años 80 del siglo pasado, muchas cantaoras y bailaoras acababan apagando su talento en los fogones de la cocina, sólo liberado en reuniones familiares y el solitario anonimato del hogar.

Actualmente, el flamenco supera sus ancestrales diferencias de género. «Hoy en día un hombre y una mujer tienen las mismas posibilidades de triunfar en éste arte», subraya Olga Llorente. Así, se genera una mayor diversidad de estilos. «Hay bailaores estilizados, incluso femeninos, impensables en otra época, al tiempo que otras bailaoras son más masculinas», añade.

Olga Llorente es el último desplante de una interminable lista de mujeres del flamenco, desde nombres rutilantes de la cartelera mundial (Sara Baras, María Pagés…) a leyendas de culto indispensables en la historia de un Patrimonio Inmaterial de la Humanidad: La Niña de los Peines, Fernanda de Utrera, Merced La Serneta, La Perla de Cádiz, La Argentinita

Tras graduarse en Danza Española en el Conservatorio de Barcelona, recibe clases de Antonio Canales, Farruquito, Rafaela Carrasco y Antonio El Pipa, entre otros maestros. A pesar de su juventud, su trayectoria acumula un hito tras otro: comparte cartel con Lola Greco en la obra ‘Fedra’ (2010), dirigida por Javier Latorre y Miguel Narros; actúa junto a Rafael Amargo en el Círculo de Bellas Artes de Madrid (2013) y con Ara Malikian en el Teatro Real (2014),;repite con Rafael Amargo como primera bailarina de ‘Poeta en Nueva de York’, Festival de Granada y Lorca (2015); baila con Perico Sambeat y la Orquesta de Jazz de Dinamarca en el Festival de Jazz de Aarus (2016); gira por la India con Jamgarh Gipsy Terra Rosa y Bernie Marsden (2017)… También visita Argentina, Colombia, Santo Domingo, China, Japón, Rusia…