Arkano, campeón de la Red Bull Batalla de los Gallos 2009
Arkano, campeón de la Red Bull Batalla de los Gallos 2009 - Makcus Berger

Red Bull Batalla de los GallosArkano: «Es una pelea, pero sin malos rollos»

El rapero valenciano será esta noche unos de los jueces de la final nacional de la Red Bull Batalla de los Gallos

MadridActualizado:

Últimamente está un poco esclipsado por el trap, pero el rap de toda la vida sigue siendo un género en boga entre la chavalada. Así lo demuestra la expectación que ha generado la final nacional de la Red Bull Batalla de los Gallos que hoy se celebra por todo lo alto en el Wizink Center.

«Es verdad que el trap se ha comido un poco al rap, pero éste sigue gozando de una salud buenísima», asegura Arkano, campeón nacional de la Red Bull Batalla de los Gallos en 2009 con tan solo 15 años, campeón internacional en 2015 y poseedor de un récord Guiness tras improvisar más de 24 horas seguidas en la Puerta del Sol.

Él es uno de los jueces que dirimirán esta noche quién es el nuevo campeón de los Gallos, es decir, el rapero que mejor ridiculiza a su contrincante improvisando sobre la marcha. En la cita se verán las caras 16 MC’s en un intenso combate por ocupar el trono reservado al mejor freestyler de España. Entre los candidatos están los finalistas de la regional de Sevilla (Sweet Pain, Robledo, Kensuke y Mowlihawk), de Barcelona (Walls, BTA, y Eude) y de Valencia (Tirpa, Errecé, Hander y Zasko Master), además de Botta, vencedor de la Última Oportunidad celebrada en Gijón, y los pesos pesados de 2017: Force, Blon y Elekipo. «Creo que estamos ante la final más abierta de los últimos años»; opina Arkano. «En otras ediciones siempre había un claro favorito. Por ejemplo, el año pasado todo el mundo decía que iba a ganar Chuty, y ganó él. Lo mismo pasó con Skone, y también conmigo. El año que gané todas las apuestas iban por mí. Pero en esta edición no está pasando eso, está todo muy abierto, con varias cabezas visibles. Hay mucho nivel y mucha diversidad. Va a ser apasionante».

Nada preparado de casa

Como juez, Arkano sabe que la improvisación «no deja de ser una disciplina artística en la que la subjetividad juega un papel muy importante». Pero si tuviera que explicar lo que busca como juez, «diría que sobre todo, me gusta notar que todo lo que se rapea es improvisado de verdad, que no se traiga nada preparado de casa y se juegue con los estímulos que se tiene en el momento. A partir de ahí, el que sea más ingenioso, tenga más ritmo y emplee métricas más complejas, es el que se lleva mis votos».

También cuenta mucho cómo el improvisador interactúa con el público. «Los jueces tenemos una libreta donde vamos anotando detalles que dan puntos», explica Arkano, pero eso por ejemplo, es difícil de traducir a puntos. Sin embargo, cuando esa relación con las gradas es buena de una forma muy evidente, seguro que se traduce en puntos». Cuando él se presentaba a estas batallas, sabía tomarse cada puya con entereza. «Aunque parezca mentira, todo es un teatro y luego al bajar del escenario todos somos colegas. Es una pelea pero siempre sin malos rollos», dice Arkano, que sólo se ha ofendido «un poco» cuando alguna vez un rapero viejo conocido ha utilizado «algo personal». Aun así, este rapero valenciano asegura que él nunca se ha sentido realmente ofendido porque no pertenece «a ningún colectivo oprimido. En el fondo soy un chaval blanco con una buena posición económica».

El debate de la censura en la música también ha llegado, «cómo no», a las batallas de gallos. «Cada vez se tiene más cuidado con lo que se dice, y creo que hay algunos que están moderando su contenido por estos límites que se están poniendo. Aunque hay algunos que siguen siendo igual de bestias que siempre. La riqueza sigue en el panorama, pero el debate existe. Para mí, un artista debería decir lo que quiera siempre, pero luego admitir las críticas del público que no está de acuerdo con él. Libertad de expresión, y libertad de presión».

En diciembre, Arkano se enfrentará a los mejores del mundo en la final internacional, que tendrá lugar en Argentina. «Va a ser difícil porque me enfrentaré a Wos, que es de allí. El factor público siempre es muy importante, pero yo voy con muchas ganas de jugar, así que ya veremos qué pasa».