La Compañía Sin Fin y el bombero Julio Garcés protagonizan esta obra pedagógica para todos los públicos - Compañía Sin Fin

La solidaridad de los Bomberos llega al Teatro Reina Victoria

La obra «Dos pillos y un bombero» se representa mañana en Madrid tras más de 400 actuaciones por toda España

MADRIDActualizado:

Los Bomberos se reúnen este fin de semana en Madrid. En este caso no para llevar a cabo un rescate ni para cumplir con las acciones «heroicas» a las que tienen acostumbrados a la ciudadanía. El Cuerpo del Ayuntamiento, junto a la Fundación Bomberos Unidos Sin Fronteras (BUSF), presentan mañana la obra «Dos pillos y un bombero» en el Teatro Reina Victoria.

El evento, con fines solidarios, tendrá lugar a las 12.00 horas y el dinero recaudado con la venta de entradas se destinará a la rehabilitación de un orfanato en la ciudad de Thechu, Nepal, afectada por el terremoto que sufrió el país en 2015.

Cartel de la representación teatral
Cartel de la representación teatral

La obra, que ya lleva más de 400 representaciones por toda España y cuyo montaje ha sido realizado por la Compañía Sin Fin, está orientada al público infantil y familiar. A través del humor enseña cómo prevenir los incendios y cómo actuar en caso de que se produzcan.

Catalina y Serafín, jugando al escondite, suben al desván de su abuelo, que fue bombero. Allí encuentran un misterioso baúl, que desencadena un gran lío tras una travesura del joven. Una llamada al 112 pone en alerta a su amigo el bombero Tilín Tilín Tilero que les explicará cómo actuar ante un incendio.

Julio Garcés es el único bombero y actor no profesional que interviene en la obra. «Hace 10 años tuve la idea de crear una representación para niñas y niños con valor pedagógico», explica. Garcés se puso en contacto con la Compañía Sin Fin y la directora Paca López fue la encargada de materializarla y convertirla en obra de teatro.

Bomberos y solidaridad

El oficial jefe de la Unidad Zona Sur de Madrid, Rafael Ferrándiz, es uno de los bomberos que viajará a Nepal en noviembre. «Cuando vamos a sitios que han sufrido una catástrofe, como Nepal, vemos que la población infantil tiene muchas necesidades. Echamos una mano en temas de educación y enviamos juguetes, ropa y material», afirma Ferrándiz. La comitiva que realizará el viaje estará compuesta por cinco bomberos, profesores, psicólogos y enfermeros.

Una de las acciones que llevarán a cabo este año es la construcción de un huerto, porque, en palabras del oficial jefe, «tienen una tierra riquísima de la que obtener frutos para el autoconsumo o que les sirvan de intercambio».