Uno de sus últimos conciertos en el Teatro Circo Price
Uno de sus últimos conciertos en el Teatro Circo Price - ABC

La música como herramienta de transformación social en Lavapiés

Más de 70 niños en riesgo de exclusión social de distintas nacionalidades realizarán un concierto benéfico el sábado 9 de junio a las 17 horas en el Teatro Nuevo Apolo

MADRIDActualizado:

Más de 70 niños en riesgo de exclusión social de entre 7 y 17 años del barrio de Lavapiés de Madrid se aferran a la música cada día para transformar su realidad. Durante cuatro tardes a la semana se dejan guiar por el ritmo que marcan las batutas de los profesores de la plataforma Dalanota y demuestran, con sus ritmos multiculturales, que son un ejemplo convivencia y creatividad.

Estos jóvenes reciben de forma gratuita acompañamiento psicosocial y aprenden de la mano del equipo docente a interpretar los matices de instrumentos sinfónicos como el violín, la viola, el violonchelo, el contrabajo, la trompeta o el trombón. También cantan en un coro y expresan sus emociones a través de la danza. Tras tocar el año pasado en el Teatro Circo Price, ante un auditorio de más de 1.200 personas, el próximo sábado día 9 de junio regresan a la escena con un gran concierto benéfico en el Teatro Nuevo Apolo (plaza de Tirso de Molina, 1).

Bajo la dirección escénica de Yolanda Rino y con la colaboración de la orquesta sinfónica Camerata Musicalis, el repertorio que interpretarán pasará por la época del maestro italiano Luigui Boccherini, el folclore del Chotis madrileño e, incluso, llegará a los ritmos afrocaribeños del Chocó colombiano. Las entradas, por 10 y 12 euros -y con un 15 por ciento de descuento para los packs de cuatro entradas-, ya se pueden adquirir en las taquillas del teatro. Toda la recaudación irá directamente destinada al proyecto, que cada año crece más.

Proyecto transversal

El programa Dalanota tiene como objetivo educar en valores y brindar una formación completa en instrumentos sinfónicos, coro, lenguaje musical, danza y orquesta. El trabajo se completa con un equipo de profesionales psicosociales que atienden al alumnado, sus familias y a la comunidad en general impartiendo talleres semanales, a través de la mediación y la atención directa que se desarrolla de forma paralela a la enseñanza musical.

Además, durante este curso ha comenzado a funcionar el «Aula de Estudio Complementario», un espacio en el que voluntarios ayudan a los niños a estudiar y realizar las tareas pendientes. Se trata de un recurso muy importante dentro del proyecto, y que, en muchos casos, es fundamental para la estancia y continuidad de estos jóvenes artistas en el programa.