La OTAN y Rusia

Que la OTAN y Rusia hayan decidido normalizar sus relaciones no significa que hayan desaparecido los problemas

Actualizado:

Que la OTAN y Rusia hayan decidido normalizar sus relaciones no significa que haya desaparecido el grueso de los problemas que las deterioraron después de la intervención militar rusa en Georgia. La idea de cooperar en la puesta en marcha de un escudo antimisiles puede ser un elemento que ayude a convencer a Moscú de que la OTAN ya no representa una amenaza para su seguridad, pero el acuerdo no puede hacerse en detrimento de las garantías que la Alianza tiene con sus propios miembros, puesto que Rusia mantiene unos intereses a los que el presidente Medvedev no ha dicho que vaya a renunciar.