Homenaje en Berriozar

En memoria de quienes no deben ser olvidados

Actualizado:

Dolidos todavía por el reciente e incomprensible homenaje a los presos de ETA impulsado por su consistorio, los vecinos de Berriozar recordaron a quien realmente lo merece: las víctimas de ETA. En el décimo aniversario de su asesinato a manos de la banda, los habitantes de esta localidad navarra homenajearon al subteniente del Ejército de Tierra Francisco Casanova con una misa en San Esteban y una ofrenda floral (en la imagen) en la «Puerta de la libertad», monumento levantado en 2005 en memoria de las víctimas del terrorismo. Pese a lo emotivo del acto, un portavoz de la familia de Casanova lamentó que resulte frustrante que las víctimas parezcan «apestadas mientras el consistorio —en manos de Nafarroa Bai— da todo tipo de facilidades a los partidarios de ETA».