González Pons en Melilla

Cubriendo la retirada del Gobierno

Actualizado:

Se suponía que el Gobierno iba a trabajar a «pleno rendimiento» este verano. Pero día a día, y la agenda de la web de la Moncloa así lo demuestra, los ministros siguen desaparecidos aunque los frentes de la actualidad les afecten directamente. Es el caso clamoroso de la frontera con Marruecos, donde ni Miguel Ángel Moratinos ni Bibiana Aído están ni se les espera. Pero, además, la respuesta dada por el Ejecutivo es absolutamente vergonzante puesto que, en la peor versión del perro del hortelano, ése que ni comía ni dejaba comer, en lugar de dar la cara ante las intolerables ofensas a las mujeres policías en la frontera o poner los puntos sobre las íes en un problema diplomático, se permite el lujo de acusar a González Pons de «echar más leña al fuego» por acercarse al lugar de los hechos y mostrar algo de cercanía a los ciudadanos de Melilla. Un «fuego», el de González Pons, que los sindicatos de Policía han agradecido públicamente ante la «recomendación», cuando no la indicación expresa, del Ministerio del Interior pidiendo a la oposición que no se acerque por la frontera. Un Ministerio del que aún están esperando que se acerque por la Ciudad Autónoma. Rubalcaba, hasta el lunes, no viajará a Rabat.