[ Lý¦û LAACæ

Asesinada cruelmente a golpes de azadón

Actualizado:

Un brutal suceso conmocionó ayer a la localidad granadina de Pinos Puente. Rafaela Rueda Carrasco, de 42 años, fue asesinada con un azadón por quien fuera su pareja durante cinco años, un hombre de 67 años sobre el que pesaba una orden de alejamiento. De nada le sirvieron a Rafaela ni esa orden de alejamiento, ni gozar de una orden preferente de protección ni estar asistida por un Centro de la Mujer. Las agresiones que venía denunciando se convirtieron ayer en un dramático golpe de gracia para su vida. La tragedia de la violencia contra la mujer en el ámbito del hogar mantiene una escalada preocupante, porque es evidente que en este caso, como en tantos otros, ninguna de las medidas legales previstas contra el agresor —ahora también homicida— han servido para nada.