Funcionarios, ¿otro tijeretazo?

EL Gobierno socialista podría haber ocultado, en connivencia con UGT y CC.OO., un recorte adicional en los sueldos de los funcionarios

Actualizado:

EL Gobierno socialista podría haber ocultado, en connivencia con UGT y Comisiones Obreras, un recorte adicional en los sueldos de los funcionarios en el presente ejercicio, superior a la media del 5 por ciento anunciado hace exactamente un año por el presidente del Gobierno en el célebre «tijeretazo». En 2011 los sueldos de los funcionarios se verán congelados en sus pagas mensuales, pero reducidos en sus pagas extraordinarias, de tal manera que el recorte podría llegar en algunos casos a ser de casi un 2,5 por ciento sobre el ya anunciado el 12 de mayo de 2010 y, de media, entre un 1 y 1,5 por ciento. Ello es así porque el recorte aplicado el año pasado se hizo entre las pagas mensuales a partir de junio y la paga extraordinaria de diciembre (cobrándose completa la paga extraordinaria de julio). En este ejercicio, la rebaja del sueldo se prorratea entre las pagas mensuales de los 12 meses, manteniendo y —ahí está la trampa— la mayor reducción en las pagas extraordinarias, según ha denunciado la Federacion de Cuerpos Superiores de la Administracion Civil del Estado (FEDECA).

Da la impresión de que el Ejecutivo socialista ha tratado de ocultar el descenso en las retribuciones de los funcionarios con la mirada puesta en las elecciones del próximo 22 de mayo, fecha a partir de la cual podría anunciar, según denuncian los sindicatos de la Administración Pública —excepción hecha de UGT y CC.OO.—, recortes añadidos en algunos de los complementos salariales. De confirmarse el nuevo tijeratazo, cobraría una nueva dimensión, rayana en el sarcasmo, la pomposa afirmación de Rodríguez Zapatero en la que calificó de «bellacos» a quienes aseguraran que durante su mandato se habían producido recortes sociales.