Zidanes y pavones

Los fichajes animan la campaña

Actualizado:

Nos quejábamos de los paracaidistas de provincias hasta que aterrizó el astronauta. Del Gobierno bonito, carcasa y adorno de Sánchez, hemos pasado a unas listas que son carteles de feria. Nuevos en esta plaza. También nos quejábamos de la endogamia sistémica de unos partidos cuyas larvas, tirando a grisáceas, eran criadas en burbujas políticas, sin contacto real con la empresa privada o la alta administración, y ahora se ponen a colorear la campaña con unos fichajes que, como en el fútbol, están para vender camisetas. Ya lo dijo Florentino: zidanes y pavones.

Ayer fue Albert Rivera el que saltó al césped y se subió a la tarima del palco. Iba del brazo con Edmundo Bal, el abogado