Zapateando

Sánchez empieza a oler políticamente a chamusquina y la mejor prueba es que recibe negativas de gente de su partido para la Alcaldía de Madrid

José María Carrascal
Actualizado:

Cuando alguien hace propaganda de sí mismo, malo. O no tiene méritos o huelen mal. Los triunfadores auténticos suelen ser gente modesta, que resta importancia a sus triunfos y los comparte con su equipo o los atribuye a la suerte. Pero lo de Pedro Sánchez vanagloriándose de su gestión de gobierno rebasa todos los límites de petulancia e infantilismo. Una gestión que incluye la pérdida del bastión electoral de su partido, pues el PSOE perdió Andalucía por sus devaneos con el independentismo catalán; que montó un numero de diálogo con él para encontrarse con 21 exigencias tan inconstitucionales y que ni se atrevió a hacerlas públicas; que tiene la cara de acusar al PP de pactar con VOX cuando él

José María CarrascalJosé María CarrascalArticulista de OpiniónJosé María Carrascal