Y todavía se creen al doctor Sánchez...

El presidente no sabe ni hablar. La vocación por algo, se tiene o no se tiene. Pero no se puede alargar ni acortar

Ramón Pérez-Maura
Actualizado:

Resulta conmovedor el afán de la gran mayoría de los españoles por dar crédito a la palabra del doctor Sánchez. Tenemos hartamente comprobado el uso de la mentira que hacen el presidente del Gobierno y su equipo. Los ejemplos son infinitos: presentó una moción de censura para ir a elecciones y ahí sigue cinco meses después. Nombró a Rosa María Mateo administradora única de RTVE interinamente y ahí continúa casi cuatro meses después. Dijo que demandaría a ABC por haber denunciado -documentadamente- el plagio de su tesis doctoral y aquí seguimos esperando, pasados más de dos meses. Envía a la vicepresidenta a hablar con el secretario de Estado vaticano, el cardenal Pietro Parolin, y sus mentiras quedan en evidencia en

Ramón Pérez-MauraRamón Pérez-MauraArticulista de OpiniónRamón Pérez-Maura