Una raya en el agua

La paz y la justicia

No está claro que al cabo del tiempo la sociedad abierta haya aprendido la necesidad de defenderse de sus enemigos

Ignacio Camacho
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

A la hora de conmemorar la octogésima efeméride de la Segunda Gran Guerra es imprescindible recordar que hace una semana se cumplió el mismo aniversario del acuerdo con que Alemania y la Unión Soviética se repartieron el Este de Europa mediante una ignominiosa cláusula secreta. A los ocho días de la firma, las dos tiranías invadieron Polonia por la derecha y la izquierda, compitiendo en barbarie durante la eliminación física de la resistencia. Los partidos comunistas, incluido el español -en el exilio tras la reciente derrota en la contienda civil-, aplaudieron sin remilgo alguno el pacto de la vergüenza, cesaron sus críticas al fascismo y hasta se negaron a combatir contra Hitler en la campaña francesa. La URSS estuvo negando

Ignacio CamachoIgnacio CamachoArticulista de OpiniónIgnacio Camacho