Con permiso

Y entre tuit y tuit, Europa, en medio

Tan lejos, pero tan cerca. Europa, la principal víctima de la «guerra» EE.UU.-China

María Jesús Pérez
Actualizado:

Que Donald Trump está a la última en lo que a utilización de las redes sociales se refiere para hacer su política está meridianamente al orden del día. De hecho, esta herramienta se ha consolidado como una de las vías de comunicación más potentes del presidente republicano desde que aterrizase en la Casa Blanca. Tanto es así, que muchas de sus decisiones las ha «voceado» a través de Twitter, algo poco conveniente por las consecuentes tensiones diplomáticas que provoca con otros países. Pero le resbala. Literal. Y si las respuestas a sus tuits le molestan pues bloquea al remitente y arreglado. ¡Ahora que no le bloqueen a él!

A muchos les provocará risa tanto despropósito verbalizado pero el caso es

María Jesús PérezMaría Jesús PérezRedactora jefeMaría Jesús Pérez